España busca dibujar ante Irán un futuro sin urgencias
Cyl dots mini

España busca dibujar ante Irán un futuro sin urgencias

España busca una línea similar a la dibujada ante Portugal, a la que se marcaron tres goles

España espera trasladar sus buenas sensaciones del debut con un triunfo convincente y con goles ante los de Carlos Queiroz.

 

EL ONCE DE ESPAÑA

 

De Gea, Carvajal, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Busquets, Iniesta, Isco, Lucas Vázquez, Silva y Diego Costa

La selección española intentará sumar tres puntos vitales de cara a su futuro en el Mundial de Rusia este miércoles (20.00 horas/Telecinco) ante una Irán que lidera el Grupo B gracias a su victoria ante Marruecos y frente a la que los de Fernando Hierro esperan imponer las buenas sensaciones del debut ante Portugal.

España no pudo sumar un triunfo en su estreno mundialista ante la actual campeona de Europa, pero la imagen que dejó, sobre todo tras unos días convulsos en la concentración tras la destitución de Julen Lopetegui y las complicaciones que se encontró en el partido, invitaron al optimismo, aunque el torneo ya está dando avisos de que no hay rival sencillo.

El gol de Cristiano Ronaldo a punto de cumplirse el tiempo reglamentario dejó un sabor agridulce en el combinado nacional, que supo mantenerse fiel a su estilo y reponerse a un penalti tempranero en contra y a un fallo de David de Gea para rozar una victoria que sí se encontró, en cambio y ayudado por la suerte, su siguiente rival, que llega con menos urgencias, lo que favorecerá su planteamiento.

El punto sumado, además, conlleva la posibilidad de que tanto los de Fernando Hierro como los de Fernando Santos, si cumplen los pronósticos, algo que en este Mundial no está sucediendo con asiduidad, tengan que jugarse el primer puesto del grupo por la diferencia de goles, un factor extra que añade algo de presión, menor en el lado español tras el primer partido y la aparición de Diego Costa.

La triple campeona de Europa se va a encontrar un partido engañoso en Kazán ya que Irán seguramente le cederá el balón y se pertrechará atrás en busca de salir al contragolpe aprovechando la iniciativa que se presupone total de los españoles que deberán tirar de paciencia, concentración y velocidad de balón para marcar lo antes posible y provocar que los del experimentado Carlos Queiroz abran algo sus líneas.

El once que dispondrá Hierro no parece que vaya a diferir en demasía del que dispuso el viernes. El malagueño ratificó a David de Gea en la portería, pese a que el guardameta del Manchester United 'regaló' el 2-1 y se le vio un tanto nervioso, por lo que tendrá un examen para demostrar que es el número uno. Junto a él, la gran novedad podría ser la vuelta de Dani Carvajal al lateral derecho pese al buen partido de Nacho, con gran gol incluido, ante Portugal.

A partir de ahí, la idea que tenga el seleccionador para tratar de buscar el gol marcará el resto de líneas. Si la posesión sigue siendo el arma fundamental no se esperarían demasiados cambios, salvo una permuta entre Koke y Thiago, mientras que si se apuesta por una mayor profundidad podría entrar un jugador más 'ofensivo' como Aspas o Lucas Vázquez en detrimento de alguno de los medios. Arriba, el doblete de Diego Costa y la dosis de confianza que le ha dado al de Lagarto hace difícil que le aparte del once.

IRÁN PIERDE A CHESHMI

Por su parte, Irán llega también con una buena dosis de confianza a esta cita después de imponerse a Marruecos en el duelo clave para intentar pelearle a las dos favoritas uno de los dos billetes para unos octavos de final donde el combinado asiático nunca ha estado. Un gol en propia puerta de Bouhaddouz en el descuento de la segunda mitad dio tres puntos importantes y una ventaja de dos sobre España para jugar mejor sus bazas y para, pase lo que pase, mantener sus opciones hasta la última jornada.

Esto provocará que Carlos Queiroz no varíe en exceso el planteamiento defensivo que su equipo ya mostró ante un rival inferior al que dirige un Fernando Hierro con el que no llegó a coincidir cuando llegó al banquillo del Real Madrid. Los iraníes dejaron claro en la fase de clasificación y en su debut mundialista que defender es una de sus mejores armas y en ello se afanarán para bloquear el ataque de la 'Roja'.

El problema para el técnico nacido en Mozambique será que ha perdido a uno de sus baluartes atrás como el central Cheshmi, que se ha despedido del Mundial por una lesión muscular. Montazeri y Hosseini pugnan por sustituirle en un once donde parece que estará el exosasunista Masoud y donde el peligro arriba lo llevan Azmoun, futbolista del Rubin Kazán que jugará en su estadio, y Jahanbakhsh, 'pichichi' de la Eredivisie con el AZ Alkmaar.