El Zamora CF necesita urgentemente 200.000 euros o se arriesga a su desaparición

Estadio Ruta de la Plata de Zamora.

El Zamora CF se da diez días para resolver su delicada situación: necesita 200.000 euros y pide decidir si lo ponen los socios, empresas, si se convierte en sociedad anónima o si se disuelve.

El Zamora CF ha planteado una llamada urgente a los socios, empresas y ciudadanos zamoranos para intentar salvar el club a la desesperada. La cantidad que se ha puesto sobre la mesa es la de 200.000 euros, que son los que hacen falta para afrontar el final de temporada tras ver como el pleito con Puma se llevaba los fondos previstos para cumplir con jugadores, empleados, proveedores, impuestos... El plazo para resolver la situación es de 10 días, cuando se convocará una nueva asamblea extraordinaria para decidir si son los socios los que pagan, si hay aportaciones de empresas o si se intenta la conversión en SAD. Si no hay solución, se disolvería la directiva y, en última instancia, se plantearía la disolución del club.

 

La directiva tuvo este lunes una reunión con empresas e instituciones de todos los ámbitos para explicar su delicada situación. Como es bien sabido la mala situación económica del club ha sido  una constante en las últimas temporadas, que ha ido arrastrándose de una a otra, pero sin afectar a la liquidez para poder gestionar cada temporada. Esta situación económica se ha visto agravada en la presente temporada por el embargo ejecutado por Puma, que ha provocado, no solo la premura en la necesidad de satisfacer la deuda con nuestros acreedores, si no la falta de liquidez en la que se encuentra el Zamora CF en estos momentos.

 

Esta falta de liquidez total provoca que, aún asumiendo el pago inmediato de la deuda, no se dispondría de dinero para afrontar el final de la gestión de esta temporada (ya que esto implica pagos de nóminas de jugadores y trabajadores del club, cotizaciones a la Seguridad Social y pagos a Hacienda, pagos a los proveedores de servicios de la presente temporada y amortización de la deuda, entre otros).

 

Por ello se estima que se necesita, urgentemente la obtención de recursos económicos de entre 180.000 y 200.000 euros para cerrar la gestión y así poder empezar a planificar una nueva temporada sin arrastrar ningún tipo de deuda de gestiones pasadas, lo que sería equiparable a sanear el club.

 

Dado que la asamblea extraordinaria fue convocada en plazo y forma para el día de ayer y posteriormente aplazada por esta circunstancia, se procederá, lo más rápidamente posible (en cuanto se cuente con un salón adecuado) a la convocatoria definitiva de la asamblea extraordinaria (en los próximos días) en la cual se someterá a la decisión de los socios las tres únicas opciones posibles:

 

1.- Que sean todos los socios quienes hagan frente a la cantidad necesaria, estableciendo cuotas o derramas y métodos de pago. Opción que ya se contempló en parte con la campaña de adelanto de carnés y que obtuvo el compromiso de sólo 200 socios.

2.- Que sean alguno socios y empresarios quienes hagan frente a la cantidad necesaria en un plazo máximo de 10 días, teniendo en cuenta que si este grupo quisiera hacerse cargo de la gestión de su dinero, la asamblea deberá modificar los Estatutos de forma y modo que se puedan constituir en gestores de la entidad hasta su saneamiento y convocatoria de nuevas elecciones.  

3.- Transformación del Club en una SAD Sociedad Anónima Deportiva.

 

Si antes de finalizar la Asamblea los socios no se han comprometido a satisfacer los 200.000 euros para estabilizar el club, la directiva pondrá su cargo a disposición de los socios quienes decidirán si se constituye una Junta Gestora acorde a los Estatutos. Si tampoco saliera adelante, se propondrá finalmente la disolución del club.

Comentarios

Me parto... 16/05/2018 10:11 #2
Osea que la gente que gestiona estas empresas futbolísticas, que las llevan a ser deudoras y a la quiebra, resulta que son víctimas de una afición cruel y que no se compadece del esfuerzo del empresario. Pues bien. Insto a que todas las empresas, cuando gestionen mal sus riesgos y despilfarros económicos por decisiones mal acertadas (como fichar jugadores que no se pueden pagar, como el que compra máquinas y luego no les da rendimiento o no sacan el beneficio esperado de ellas) cuando entren en apuros económicos, hagan llamamientos a los ciudadanos para que puedan con su GENEROSIDAD y compasión para que estos puedan cubrir los desaciertos de un pobre empresario que lo que quería era servir al pueblo con su ilusión y sus grandes objetivos de manera altruista y para beneficio del pueblo... Es de risa esto.
Abulense abonado del Real Ávila 15/05/2018 21:03 #1
Espero que ahora se valore un poco más por una parte de la afición (pequeña parte, pero muy dada a criticarlo todo) el papel de Carlos a la hora de salvar y sanear nuestro club. Es evidente que es parte de una empresa y que buscan también hacer negocio, pero no creo que se pueda dudar de su implicación en el club y de su intención de poner las bases de un bonito proyecto de futuro. Sin ellos el club formaría ya parte de la ya larga lista de históricos desaparecidos. Ahora sólo queda esperar a ver si el Ayuntamiento acaba de dar los permisos para el proyecto de ciudad deportiva, aunque eso hasta que no lo vea no lo creo. Ánimo Carlos, y no te dejes arredrar por los cuatro críticos de dentro y por la oposición de los de fuera. Esta ciudad es dura.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: