El Zamora CF evita la desaparición con la llegada de un grupo inversor que lo convertirá en sociedad
Cyl dots mini

El Zamora CF evita la desaparición con la llegada de un grupo inversor que lo convertirá en sociedad

Imagen de la asamblea definitiva del Zamora CF. Foto: Twitter

La asamblea del club decide la conversión en SAD tras anunciar la directiva que un grupo inversor está dispuesto a pagar la deuda y tomar las riendas con un proyecto deportivo para el ascenso.

El Zamora CF va a evitar la desaparición, pero será a costa de dejar de ser los zamoranos. Esto es lo que ha decidido la crucial asamblea de este sábado en la que los socios tenían que decidir entre pagar la deuda, buscar más apoyo empresarial, convertir el club en Sociedad Anónima Deportiva o enfilar la desparición. Al final, y dado que no había disposición entre los socios para pagar entre todos la deuda del club, se ha optado por la conversión en la SAD al conocerse que había un inversor interesado.

 

La decisión se ha refrendado tras anunciar la actual directiva que tenían una oferta de un grupo inversor para hacerse con el control del club. Este grupo, una empresa nacional del sector inmobiliario y con intereses en el fútbol, se compromete a pagar toda la deuda actual, que supera los 340.000 euros, e iniciaría el proceso para la transformación en SAD en el que tomaría el control accionarial. Además, según la directiva rojiblanco, los nuevos dueños de la entidad llegarían con un proyecto para intentar el ascenso deportivo a Segunda B en la temporada 2018-2019.

 

La llegada de los nuevos dueños será casi inmediata porque, según ha dicho la directiva, el objetivo es que tomen el control a partir del día 30 de mayo. La contrapartida es que los socios del Zamora CF pierden el control del club y, salvo que acudan a una hipotética oferta de acciones, serán a partir de ahora simples abonados o espectadores sin voto en el futuro del club.

 

La asamblea de socios ha votado a favor de la conversión en SAD, una de las opciones disponibles, no sin antes negarse a pagar la deuda solidariamete con una derrama de 300 euros. Los socios presentes se negaron a esta alternativa, lo que hubiera puesto al club en situación de desaparecer.

 

Así ha sido tras llegar a una situación de callejón sin salida, con una importante deuda y la necesidad de encontrar 200.000 euros en diez días, de los que sólo se han conseguido poco más de 3.000 en la cuenta solidaria de salvación que se abrió.