El recuerdo de Agustín Villar sigue muy vivo un verano más
Cyl dots mini

El recuerdo de Agustín Villar sigue muy vivo un verano más

Zamora CF, Guijuelo y Real Valladolid no faltan al tradicional triangular de homenaje al que fuera jugador de los tres equipos. Su recuerdo sigue imborrable en los clubes y jugadores que compartieron vestuario con él.

El Zamora CF, el Guijuelo y el Real Valladolid han cumplido este domingo con la tradición de homenajear al eterno capitán del conjunto zamorano y jugador de los tres equipos, Agustín Villar. El homenaje, en forma de triangular, ha tenido lugar en el campo de las pistas anexas al estadio Helmántico a partir de las 19.00 horas.

 

Al inicio del primer partido, que enfrentaba al Zamora CF y al Guijuelo, los dos onces han salido de vestuarios portando una pancarta en la que se podía leer ‘Agustín eterno’ y que han sacado en otras ocasiones. La portaban dos viejos compañeros como Jonathan y Miguel. Los zamoranos lo han hecho de un original azul y con pantalón amarillo en lugar del habitual uniforme rojiblanco y el Guijuelo ha salido con su habitual indumentaria de camiseta verde y pantalón blanco. Ambas plantilla han posado con la pancarta y la grada le ha dedicado un sentido aplauso a Agustín.

 

Posteriormente, al finalizar ese encuentro y antes de comenzar el duelo entre Zamora y Real Valladolid han sido los tres equipos los que han querido tener un recuerdo con los familiares de Agustín a los que han hecho diferentes regalos. Por parte del Zamora su presidenta ha entregado a los familiares una placa conmemorativa, mientras que el Real Valladolid ha entregado una camiseta de su equipación con el dorsal y el nombre de Agustín. El CD Guijuelo ha entregado un ramo de flores y un carné de socio al padre del jugador. 

 

Padre y sobrinos de Agustín realizaron además el saque de honor del segundo encuentro de este triangular en el que el fútbol cuenta, pero mucho más el recuerdo de quien reúne a estos tres equipos. 

 

El jugador zamorano falleció el 26 de julio de 2013 tras luchar contra un cáncer y desde entonces los tres equipos de su vida se han afanado por mantener vivo el homenaje que se hace cada verano, primero en forma de amistosos y muchas veces como triangular. En 2014 incluso se le puso una placa en el estadio Ruta de la Plata de Zamora y el partido ha ido itinerando para disputarse.