El Real Madrid no halla rival en el Efes en el día de Tavares
Cyl dots mini

El Real Madrid no halla rival en el Efes en el día de Tavares

El gigante del Madrid se comió al rival para allanar un partido sin dominador claro hasta el tercer cuarto. Entonces terminó de estallar Tavares (14 puntos, 9 rebotes y 4 tapones), para poner al Madrid 13-7, en plena lucha por la segunda plaza.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Campazzo (9), Causeur (6), Taylor (3), Thompkins (3) y Tavares (14) --cinco inicial-- Doncic (17), Carroll (11), Reyes (10), Rudy Fernández (3), Maciulis (9), Randle (-) y Radoncic (2).

 

ANADOLU EFES ISTANBUL: McCollum (9), Dragic (18), Simon (2), Dunston (9) y Motum (8) --cinco inicial-- Douglas (6), Stimac (2), Brown (12), Balbay (2), Batuk (-).

 

PARCIALES: 20-14, 19-16, 21-17, 27-21.

 

ÁRBITROS: Christodolou (GRE), Ryzhik (UCR) y Halliko (EST). Sin eliminados.

 

PABELLÓN: WiZink Center, 8.417 espectadores.

El Real Madrid no falló ante el colista Anadolu Efes para saldar con victoria (87-68) la jornada 20 de la Euroliga este jueves, con un Walter Tavares gigante en ataque y defensa que facilitó la labor a los de Pablo Laso, para retomar el camino del triunfo y confirmar su pelea por los primeros puestos.

 

A falta del regreso cada vez más cercano de Randolph, el refuerzo en noviembre del caboverdiano progresa adecuadamente. El gigante del Madrid se comió al rival para allanar un partido sin dominador claro hasta el tercer cuarto. Entonces terminó de estallar Tavares (14 puntos, 9 rebotes y 4 tapones), para poner al Madrid 13-7, en plena lucha por la segunda plaza.

 

A las claras deja cada semana la Euroliga que no hay rival pequeño. El Madrid se encontró con un Efes batallador y una primera mitad espesa, con Laso rotando sin cesar. Los siete puntos de Tavares al descanso, bien acompañados por cinco rebotes y tres tapones, le convertían en el mejor de los 20 minutos iniciales en el WiZink Center.

 

El colista sobrevivió pese a un serio déficit en el rebote y con los puntos de Dragic y Motum. La segunda peor defensa del continente sufrió en el inicio del segundo cuarto (28-18), pero se rehizo ante los intentos de Doncic y Rudy de entrar en calor. Nadie se enchufó pero todo el mundo sumó en un Madrid cómodo sin forzar (39-30).

 

Los de Laso implantaron esa renta de la decena y Tavares siguió con su intimidación. El intangible del miedo al rival y la sangría en la zona ofensiva confirmaron la ley de Cabo Verde. Tavares dobló sus números para sentenciar el partido con un cuarto por delante (57-40). Tras la derrota ante Unicaja, el Madrid hacía los deberes en la undécima caída seguida de los turcos en el Palacio.

 

Diez minutos quedaron para que Doncic (17 puntos) y Carroll (11 puntos) obligaran a los de Ergin Ataman a firmar su rendición. Tras ver frenada su racha de siete victorias europeas, el Madrid arranca de nuevo en la recta final de una cuesta de enero que se antoja pequeña comparada con los retos de febrero: CSKA, Olympiacos o Copa del Rey.