El PSOE pide la eliminación del límite de edad para acceder a los centros asistenciales de la Diputación

Centro Nuestra Señora La Bañeza (Foto: Google)

El PSOE también ha planteado eliminar la exigencia de "contar con un mínimo de residencia de dos años en cualquier municipio de menos de 20.000 habitantes de la provincia de León", cuando haya plazas disponibles y no haya listas de espera.

El Grupo Socialista en la Diputación de León ha presentado este martes 14 de noviembre alegaciones a la reforma del reglamento propuesta por el equipo de gobierno del PP para los centros asistenciales de Cosamai (Astorga), Nuestra Señora del Valle (La Bañeza) y Nuestra Señora del Sagrado Corazón (León), para los que solicitan la eliminación de la limitación de edad como criterio de acceso.

 

El PSOE también ha planteado eliminar la exigencia de "contar con un mínimo de residencia de dos años en cualquier municipio de menos de 20.000 habitantes de la provincia de León", cuando haya plazas disponibles y no haya listas de espera y la posibilidad de mantener este punto sólo como elemento de prioridad en caso de que las demandas superen a las vacantes.

 

La viceportavoz del PSOE en la institución provincial, Teresa Gutiérrez, ha explicado que limitar la entrada de ingreso a cualquier edad por debajo de los 65 años "supone dejar fuera del sistema de servicios sociales a las personas con discapacidad intelectual demandantes de atención especializada, puesto que no existen otros recursos adecuados a sus necesidades para cubrir esta franja de edad".

 

Gutiérrez ha advertido de que también se produciría "una penalización al esfuerzo hecho por muchas familias de haber mantenido el cuidado de la persona con discapacidad intelectual en el entorno familiar y no haber hecho uso nunca de los servicios públicos".

 

La también alcaldesa de Carrocera ha señalado que, con el paso del tiempo, la salud de las personas cuidadoras, mayoritariamente madres o padres, se ha ido deteriorando "y llega el momento en el que estas personas cuidadoras requieren ser cuidadas, cuando, precisamente, la persona con discapacidad puede estar ya en una franja comprendida entre los 45 y 60 años y precisa acceso al centro, pero se le impide, habiendo incluso plazas vacantes".

 

Respecto a la limitación de requerir empadronamiento de, como mínimo, dos años en municipios de menos de 20.000 habitantes, Teresa Gutiérrez ha considerado que es una doble traba para las personas con discapacidad intelectual de la provincia.

 

"Primero, por la antigüedad mínima de dos años, puesto que no siempre los posibles desplazamientos de domicilio de la familia pueden programarse, y, por otra parte, porque tampoco los municipios con más de 20.000 habitantes cuentan con centros especializados para su atención".

 

La viceportavoz socialista en la Diputación ha añadido que esta situación obliga a buscar plazas en otros centros de la Comunidad, dónde las listas de espera son de varios años, y la distancia mínima a los hogares leoneses supera los 100 kilómetros.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: