El PSOE advierte que Llamas se enfrenta a otra multa de hasta 10.000 euros "por la segunda obra sin licencia"

Según han confirmado al Grupo Socialista los técnicos del Ayuntamiento, el expediente, que lleva cuatro meses de tramitación en el servicio de Urbanismo, "está pendiente para su posible legalización de una resolución de la comisión territorial de Patrimonio".

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de León ha advertido de que el concejal Pedro Llamas se enfrenta a otra multa de hasta 10.000 euros por "la segunda infracción urbanística en su restaurante de comida rápida ubicado en la avenida de Alcalde Miguel Castaño".

 

Según han confirmado al Grupo Socialista los técnicos del Ayuntamiento, el expediente, que lleva cuatro meses de tramitación en el servicio de Urbanismo, "está pendiente para su posible legalización de una resolución de la comisión territorial de Patrimonio".

 

Según ha anunciado el portavoz socialista, José Antonio Díez, el concejal del PP, como responsable de la construcción, "volvió a realizar obras sin autorización y, cinco meses después, está aún pendiente de autorización", lo que demuestra, a su juicio, "su total desprecio a la normativa y al cumplimiento de la legislación vigente que le inhabilitan para continuar como concejal".

 

Díez ha recordado que el concejal del PP "está reprobado por el pleno municipal pero pese a esta reprobación sin votos en contra continúa actuando con total impunidad y con el respaldo de un alcalde que sigue siendo cómplice por omisión de todas y cada una de las decisiones de su edil de Comercio y Fiestas".

 

Para el socialista, "no es lógico que en este momento en que los políticos deben ser un modelo para la sociedad, cuando se reclama un cumplimiento estricto de todas las normativas y se pena cualquier vulneración, Pedro Llamas continúe en su cargo sumando infracciones, sanciones y actuaciones, cuanto menos, cuestionables tanto en su labor como concejal como en la de empresario".

 

Por todo ello, los concejales del Grupo Socialista han pedido la convocatoria de una nueva reunión de la Comisión Informativa especial constituida para estudiar la infracción urbanística del concejal en su restaurante, cuya última sesión se celebró el pasado 21 de julio.