El presidente popular propone derogar la Ley de la Memoria Histórica por una ley de la concordia

Señal de televisión de la intervención de Pablo Casado en Ávila. (Foto: Carlos Jiménez).
Ver album

Pablo Casado ha propuesto suprimir una "sectaria" Ley de la Memoria Histórica y sustituirla por una ley de la concordia que "reivindique la transición constitucional".

"Propondremos en las Cortes una ley de concordia que reivindique la transición constitucional y que derogue la sectaria reescritura de la historia, que arroja paladas de rencor sobre la sociedad española", ha dicho el líder de los populares, destacando como la palabra concordia es la que figura en el epitafio de la tumba de Adolfo Suárez.

 

Casado ha recordado la Transición como un momento en que "hubo grandeza moral, sentido de la historia, reconciliación y concordia" y se enterró "para siempre el conflicto civil". "Ni hubo ocultación ni hubo sometimiento ni hubo miedo", ha asegurado.

 

La concordia es lo que "a algunos, muy pocos les faltó entonces y algunos más les sigue faltando ahora", ha lamentado, a la vez que ha asegura que la Ley de la Memoria Histórica es "tan irresponsable y también tan innecesaria", por eso "no vamos a consentir que se muerda el anzuelo de debatir sobre qué pasado hay que desenterrar".

 

Comisión de la Verdad

 

Casado ha calificado la Comisión de la Verdad propuesta por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como una "mascarada orweliana de otros regímenes, otras épocas y otras latitudes", y la ha incluido en la "agenda excéntrica" similar a la Rodríguez Zapatero en 2004, cuando "gratuitamente" creaba "confrontación entre españoles, impulsada por el Gobierno".

 

"Otra vez hablando de la Guerra Civil", ha lamentado Casado, que considera que se trata de una "ridícula coartada, una y otra vez, de la izquierda radical para justificar su sectarismo y disimular su absoluta incompetencia", y "denostando la transición" cuando tres generaciones "derrotaron el enfrentamiento civil" y ellos quieren "seguir alimentándolo".

 

Un PSOE "a la deriva"

 

Por otra parte, Casado ha afirmado que "España no tiene un problema con su sistema político", pero sí "un problema con su izquierda", que va "a la deriva", porque fortalece "a quienes quieren romper España" echándose "en manos de los radicalismos y secesionismos".

 

También ha advertido que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, haya llegado a La Moncloa evitando las urnas.

 

"Es muy grave que el socialista haya aceptado que su camino hacia el Gobierno ya no pasa por las urnas, pero es consecuencia lógica de su peligroso juego de nostalgia republicana", ha manifestado.

 

Casado ha animado a su partido ante un año en que habrá elecciones municipales, autonómicas y europeas, a las que pueden sumarse andaluzas y catalanas -según ha dicho-, y generales: "Estamos preparados para llegar otra vez a las instituciones, cuanto antes", ha concluido.

Comentarios

abulense 11/10/2018 22:07 #4
Este impresentable no sabe de lo que habla, hizo pellas toda la carrera y el master
indeterminado 03/09/2018 11:12 #3
Me gustaría verlo, seguro que luego, a la hora de la verdad, se olvida de lo prometido. Igual crea "confrontación" como quitar lazos amarillos... Todo lo que sea por ponerse de lado, como cambiar los nombres de las calles.
Eduardo 02/09/2018 23:56 #2
Otro igual que Rajoy, que prometio derogar... y nada de lo prometido hizo. Más traición NO.
Pedrito 02/09/2018 22:01 #1
Lo de siempre: UNA, GRANDE Y LIBRE. Esto lo deberían haber hecho en Cuelgamuros, son los mismos.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: