El PP apoya una iniciativa del PSOE para retirar el plan de reforma de la sanidad rural que abandera Ciudadanos
Cyl dots mini

El PP apoya una iniciativa del PSOE para retirar el plan de reforma de la sanidad rural que abandera Ciudadanos

Votación en el pleno de las Cortes de Castilla y León. Foto: Ical

Tudanca pide a Mañueco que "pague por adelantado" y retire el plan porque no se fía y destaca que la lucha vale y las utopías se alcanzan. Los 'populares' votan a favor mientras Cs, que gestiona la consejería de Sanidad, se abstiene. Supone el fin del 'plan Aliste'.

El Pleno de las Cortes de Castilla y León ha aprobado este martes con los votos a favor de casi todos los grupos una PNL del Grupo Socialista para instar a la Junta a retirar el plan de reestructuración de la atención primaria en el medio rural y a garantizar "de una vez por todas" la consulta médica y de enfermería presencial en todos los consultorios y centros de salud de la red de atención primaria "como mínimo con la frecuencia establecida por ley". Entre los votos a favor, los del PP, pero no los de su socio de Gobierno Ciudadanos, cuyos 11 procuradores se han abstenido: Cs gestiona la cartera de Sanidad y siempre ha defendido este plan.

 

Este movimiento supone aprobar un texto del grupo socialista que pide garantizar la consulta médica y de enfermería presencial en todos los consultorios y centros de salud de la red de atención primaria de la Comunidad. El resultado: enterrar de facto el denominado 'plan Aliste' que ahora mismo sólo defiende Cs, aunque se ha abstenido en la votación.

 

Esta votación y su resultado, por la que se insta a la propia Junta a retirar este plan de reestructuración de la sanidad rural, llegan en puertas de una reunión entre Alfonso Fernández Mañueco y Luis Tudanca, ofrecida este lunes por el presidente y que el portavoz socialista ha aceptado. El movimiento no tiene, todavía, peso normativo pero el apoyo del propio grupo popular a la PNL en la que se insta a acabar con este plan es significativo.

 

El grupo parlamentario Ciudadanos ha llegado a plantear en las Cortes por primera vez la retirada del plan de reestructuración de la Atención Primaria en el medio rural. La formación naranja presentó una enmienda de adición a una proposición no de ley del PSOE que solicitaba dar carpetazo de este tema junto con otras medidas y que los socialistas rechazaron. Los socialistas rechazaron incluirla y por eso Cs se abstuvo con sus once procuradores.

 

"Hoy va a ser un día de los que merece la pena", ha reivindicado el portavoz del Grupo Socialista y secretario regional del PSOE, Luis Tudanca, quien, tras criticar a un Gobierno "cargado de tertulianos" a los que ha acusado de limitarse a opinar pero sin gobernar, ha advertido de que la "soberbia es mala consejera --y mal vicepresidente y mal presidente--ha añadido--" porque ha impedido acuerdos "pese a los esfuerzos".

 

"Mañueco tiene que pagar por adelantado -retirar el plan antes de alcanzar un acuerdo-. Ya no nos fiamos", ha exigido el líder de los socialistas al presidente de la Junta al que ha comparado con el cliente de un bar al que se fía una vez pero al que no se vuelven a servir consumiciones por no haber pagado en anteriores ocasiones.

 

Tudanca ha ironizado asimismo sobre la dificultad de mantener un "debate serio" con PP y Ciudadanos que han asumido retirar un plan de reestructuración cuya existencia niegan los dos partidos que sustentan al Gobierno de coalición, en lo que ha considerado una actitud más propia del 'Club de la Comedia' o de Rockefeller, "pero el muñeco", ha bromeado.

 

Dicho esto y tras enumerar en sus dos turnos de palabra diversos ejemplos del "abandono" de la sanidad rural en Castilla y León que ha visto con sus "propios ojos", ha destacado que la lucha y la perseverancia valen y que las utopías se alcanzan si bien ha advertido de que no va a parar para exigir una sanidad pública digna.

 

Por parte del PP, el procurador Alejandro Vázquez Ramos ha acusado al PSOE de envolver su iniciativa en la retirada de un plan y en una ley que no existen. "De esa falsedad surge la manipulación", ha sentenciado el 'popular' quien, tras comparar a los socialistas con "el perro del hortelano", ha retado a los de Tudanca a apoyar "sin condiciones" el paquete de medidas para mantener "toda la asistencia sanitaria en todos los consultorios rurales" que llevará el PP al próximo pleno. Lo contrario, ha advertido, será una "manipulación torticera" por parte de una "oposición destructiva".

 

"Si hay un mínimo de voluntad lo podemos conseguir. Lo demás es propaganda, demagogia y alarmismo", ha sentenciado por su parte el procurador de Ciudadanos José Ignacio Delgado Palacios quien, tras apelar una vez más al consenso político en este asunto, ha advertido de que no hacer nada supondría la eutanasia del sistema sanitario.

 

Delgado ha reconocido que los cambios generan miedo y ha llamado a transmitir a los ciudadanos que la Junta "está haciendo lo correcto" para evitar transmitir miedo a la población. "No buscamos la foto ni el titular fácil si no mejorar la situación de los castellanoleoneses", ha sentenciado el procurador liberal.

 

En el caso del Grupo Mixto, el procurador de Por Ávila, Pedro José Pascual Muñoz, que es médico de profesión, ha pedido a los grupos mayoritarios que no dejen pasar la nueva oportunidad para reorganizar la sanidad en Castilla y León. "Pónganse de acuerdo. No nos lo vamos a perdonar", ha retado.

 

El leonesista Luis Mariano Santos, que ha apoyado la PNL del PSOE por "innumerables razones", ha criticado la reestructuración sanitaria planteada por la Junta "sin consenso político ni social y sin el apoyo mayoritario de los profesionales".

 

Finalmente, Pablo Fernández, de Podemos-Equo, ha apoyado la PNL para poner freno al "ataque frontal y constante" de la Junta a la sanidad pública, a los pacientes y a los profesionales a través de un plan que ha considerado el "eufemismo" del cierre y del desmantelamiento del sistema y del abandono a su suerte de la ciudadanía, "y de forma sangrante a los habitantes del medio rural".

 

Fernández ha considerado "inconcebible y bochornosa" la "desfachatez" del presidente de la Junta, ausente en ese momento del debate, al afirmar que no se va a cerrar ningún consultorio cuando, según ha asegurado el político morado, hay decenas y centenares de consultorios que no tienen médicos ni profesionales por lo que están cerrados "de facto". "Vergüenza es que ustedes se quieran cargar la sanidad pública en el medio rural", ha sentenciado en alusión a una afirmación del portavoz y vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, ayer en la sesión de control en las Cortes.