El Madrid gana en Fontes do Sar en un festival triplista
Cyl dots mini

El Madrid gana en Fontes do Sar en un festival triplista

Monbus Obradoiro - Real Madrid

La segunda unidad de los blancos gestó la victoria contra Monbus Obradoiro en un encuentro en el que se batió el récord histórico de triples en un partido de Liga Endesa.

 

FICHA TÉCNICA.


MONBUS OBRADOIRO: Pozas (3), Thomas (14), Bendzius (18), Simons (21) y Pustovyi (4) --quinteto inicial--; Sàbat (3), Llovet (-), Radovic (7), Navarro (-), Spires (12) y Laksa (11).

REAL MADRID: Campazzo (15), Rudy (9), Yusta (2), Thompkins (8) y Tavares (4) --quinteto inicial--; Reyes (12), Carroll (18), Doncic (11), Maciulis (11) y Taylor (12).

PARCIALES: 21-18, 16-34, 30-24 y 26-26.

ÁRBITROS: Conde, Calatrava y Martínez. Sin eliminados.

PABELLÓN: Fontes do Sar, 5.705 espectadores.

El Real Madrid logró una difícil victoria (93-102) contra Monbus Obradoiro, asaltando un Fontes do Sar invicto hasta la fecha y que acogió un festival anotador en el que se rompió el récord histórico de triples en un partido de Liga Endesa, con 34 tiros anotados desde el perímetro entre ambos conjuntos.

Un segundo cuarto demoledor (16-34) de los de Pablo Laso permitió al técnico celebrar con triunfo su partido 400 como entrenador en ACB, gracias a una segunda unidad liderada por Luka Doncic y Jaycee Carroll, que anotó cinco triples en el parcial, en la que los cinco jugadores de refresco lograron cifras dobles de anotación.

Facundo Campazzo y el héroe blanco de la pasada jornada contra UCAM Murcia, Trey Thompkins, lideraron al Real Madrid en un inicio difícil en el que los gallegos se pusieron por delante. El acierto desde el perímetro de Eimantas Bendzius (18 puntos) y Benjamin Simons (21 puntos) aportó los puntos que la intensa defensa de Rudy Fernández le negaba al especialista Matt Thomas.

Con los locales pocos puntos arriba en el marcador, la salida de la segunda unidad de ambos equipos supuso un punto de inflexión en el duelo. La entrada de Luka Doncic (11 puntos, 5 asistencias y 5 rebotes) y Jaycee Carroll (18 puntos) al parqué se tradujo en un parcial de 7-31 que encarriló el encuentro para los de Pablo Laso.

La dirección del esloveno y los cinco triples del estadounidense, acompañados de un Felipe Reyes (12 puntos, 9 rebotes y 4 asistencias) que supo encontrar a sus compañeros abiertos para asistir, fueron claves en el despegue madridista antes del descanso, rompiendo el cerrojo de una de las mejores defensas de la Liga Endesa.

Los compostelanos no se rindieron, de nuevo encabezados por Simons y Bendzius que se sumaron al recital triplista de los madrileños para mantener a los suyos en el duelo. Con ambos especialmente acertados desde la línea de 6,75 metros -13 de 19 entre ambos-, Obradoiro trató de romper la barrera de diez puntos de diferencia en el tercer cuarto.

En el último parcial, el recién incorporado Nick Spires (12 puntos) se sumó a la causa gallega para anotar sus primeros puntos como jugador de Monbus Obradoiro. Con la aparición del sueco y la aportación de Martins Laksa (11 puntos), los de Moncho Fernández lograron situarse a cuatro tantos del líder a falta de únicamente tres minutos.

Sin embargo, en los momentos decisivos, los blancos supieron mantener la calma para volver a alejarse y no sufrir hasta el último segundo, gracias a un triple de Rudy, dos canastas de Felipe Reyes y la ayuda de Jeff Taylor (12 puntos y 5 asistencias) que sentenciaron tras varios errores locales.

Este resultado (93-102) supone la primera derrota de Monbus Obradoiro en Fontes do Sar esta temporada, recibiendo además por primera vez más de 74 puntos. La actuación compostelana obligó al Real Madrid a superar los 100 tantos por primera vez en la temporada e igualar su mejor registro histórico de triples (19), para seguir líder de la Liga Endesa con dos partidos de ventaja sobre un Valencia Basket que ganó (86-64) a Delteco GBC.