El leonés Daniel Flecha se convierte en el mejor panadero de España
Cyl dots mini

El leonés Daniel Flecha se convierte en el mejor panadero de España

Daniel Flecha se convierte en el mejor panadero de España

La tercera edición del certamen ha estado organizada por la Confederación Española de Organizaciones de Panadería (CEOPAN), dentro de Intersicop 2019.

El joven leonés Daniel Flecha, hijo, nieto y sobrino de panaderos con historia e históricos de León, ha resultado ganador del III Campeonato Nacional de Panadería Artesana, un certamen que organiza la Confederación Española de Organizaciones de Panadería (CEOPAN), dentro del Salón Internacional de Panadería, Pastelería, Heladería y Café, Intersicop 2019, que se ha celebrado esta semana en Madrid.

 

Daniel Flecha, de 25 años, regenta la panadería familiar Flecha, en el barrio de Eras de Renueva, y forma parte de una familia panadera por excelencia, que comenzó su negocio en 1957 en Santibáñez del Bernesga.

 

El horno de leña original de su abuelo está ahora en la panadería, “aunque hemos ido incorporando otros hornos y nuevas tecnologías que nos permiten trabajar de una forma más cómoda, pero siempre manteniendo los procesos y la forma de trabajo tradicionales”. Y ahora, el joven Daniel Flecha ha cogido el relevo generacional y ya está situando como un experto panadero, como se refleja al haber obtenido el III Campeonato Nacional de Panadería Artesana.

 

En este certamen han participado un total de 11 panaderos, procedentes de Cantabria, Castilla y León, Andalucía, Madrid y Cataluña, un número superior al registrado en la última convocatoria, en la que Juan Antonio Pérez, de la panadería La Moderna en Las Navas del Marqués (Ávila), se impuso a otros siete candidatos. Los aspirantes han tenido ocho horas para realizar las tres pruebas (pan, bollería y pieza artística) sobre el tema ‘Elemento, monumento, edificio o imagen que represente a tu comunidad’.

 

Daniel Flecha elaboró productos que habitualmente se venden en la panadería leonesa: un pan de masa madre, varios panecillos cuya dificultad de elaboración residía en que debían cumplir el peso máximo establecido por la organización, y bollería. “He querido resaltar los productos leoneses, explica Daniel, por eso hice un panecillo con queso de Valdeón, una napolitana con crema y castañas, nuestra típica torta con azúcar, aceite y piñones, o la palmera típica leonesa que no es la que se conoce de hojaldre seco, sino que nosotros la elaboramos a partir de masa hojaldrada fermentada”.