Cyl dots mini

El jurado declara culpable por unanimidad al autor del crimen de Argayo

Culpable

El autor material de la muerte de su cuñado cumplirá once años y tres meses de cárcel tras aceptarse los eximentes de arrebato y reparación del daño.

El jurado popular ha declarado culpable de asesinato, por unanimidad, al autor confeso del crimen de Argayo del Sil (León) por considerar como "hechos probados" que D.A.G. disparó con una escopeta de su propiedad a su cuñado y le descerrajó un único tiro en el corazón que resultó "mortal de necesidad".

  

Los hechos se remontan al 29 de abril de 2012, cuando el acusado cogió una escopeta para presuntamente defender a sus sobrinas menores de edad, e hijas del fallecido, y, tras el crimen, simuló un robo en el domicilio para ocultar todo lo ocurrido.

  

El jurado popular ha considerado probado que los hechos son constitutivos de un delito de asesinato por considerar que existió alevosía ya que la víctima no tuvo la posibilidad de defenderse y falleció "prácticamente en el acto".

  

También ha considerado como eximente el "arrebato u obcecación" derivado de la mala relación que D.A.G tenía con la víctima y, también, por la estrecha relación que mantenía con sus sobrinas, sobre todo cuando vió cómo su cuñado maltrataba física y verbalmente a sus sobrinas.

  

La segunda eximente que ha tenido en cuenta el jurado ha sido la reparación del daño, ya que el acusado ha abonado 50.000 euros, 40.000 a los hermanos del fallecido y 10.000 en concepto de costas judiciales. La mujer e hijas de la víctima renunciaron a indemnización.

 

 A lo largo del juicio, el condenado ha confesado los hechos y se ha mostrado arrepentido por lo ocurrido, versión que han corroborado su hermana, y mujer de la víctima, y una de las hijas del fallecido, de 18 años y menor en el momento de los hechos.

  

Fiscalía, defensa y acusación particular han llegado a un acuerdo para solicitar una pena de 11 años y tres meses de prisión para D.A.G. por considerar que es culpable de un delito de asesinato, con las eximentes de reparación del daño y arrebato.

  

Del mismo modo, han considerado a dos amigos, presentes durante la discusión previa al crimen, culpables de un delito de encubrimiento. Para ellos han solicitado una pena de seis meses de cárcel.