El judoca con discapacidad visual Sergio Ibáñez, bronce en el Campeonato de España absoluto de judo
Cyl dots mini

El judoca con discapacidad visual Sergio Ibáñez, bronce en el Campeonato de España absoluto de judo

El Judoca Aragonés Sergio Ibáñez, Con Discapacidad Visual, Bronce En El Campeonato De España Absoluto De Judo
REMITIDA / HANDOUT por ONCE

"Me he encontrado muy fuerte, motivado e ilusionado. Tenía sensaciones muy buenas desde el calentamiento y compitiendo aguanté hasta el final", señaló Ibáñez

El judoca con discapacidad visual grave Sergio Ibáñez se ha colgado la medalla de bronce en la categoría de -66 kg en el Campeonato de España absoluto de judo disputado en Madrid, en que ha competido junto a deportistas sin discapacidad.

 

El aragonés, de 21 años y con discapacidad visual grave, fue ganando todos sus combates sobre el tatami hasta cuartos de final. Tras ello, se impuso en la repesca y en el enfrentamiento posterior, que le otorgó la medalla de bronce.

 

"Me he encontrado muy fuerte, motivado e ilusionado. Tenía sensaciones muy buenas desde el calentamiento y compitiendo aguanté hasta el final", señaló Ibáñez. "Mi objetivo es llegar a los Juegos Paralímpicos de Tokio y conseguir una medalla para la que vengo trabajando muy duro desde los ocho años", añadió el deportista, que compagina sus entrenamientos de mañana y tarde como deportista de alto rendimiento con sus estudios de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

 

El técnico de judo de la Federación Española de Deportes para Ciegos, Alfonso de Diego, calificó de "espectacular" el logro. "Con su juventud seguramente no se esté dando cuenta de lo que está consiguiendo, pero ganar una medalla en un campeonato absoluto, sin adaptaciones, es increíble", indicó.

 

Ibáñez ya fue subcampeón nacional en 2018 y sigue demostrando que la discapacidad visual no supone para él un impedimento. El aragonés conquistó además la medalla de plata en los Juegos Mundiales para Ciegos y el bronce en el último Europeo de Judo para Ciegos, ambos disputados en 2019.

 

En el campeonato, desarrollado en formato 'burbuja' por las restricciones por la pandemia de coronavirus, también compitieron otros tres judocas con discapacidad visual grave: el madrileño Daniel Gavilán, séptimo tras perder en cuartos con el, a la postre, campeón; su hermano Álvaro Gavilán, que cayó en segunda ronda; y Borja Pahissa, que no pudo pasar de su primer combate.

 

El judo es uno de los deportes con menos modificaciones para personas ciegas y solo es preciso que los combates se inicien con los dos deportistas agarrados; si se sueltan, el árbitro para que vuelvan a cogerse. Existen otras modificaciones, relativas a la forma de transmitir por parte de los árbitros a los deportistas las señales, ya que no lo podrán hacer por gestos, tal y como se hace habitualmente. Además, en este deporte existe una alta participación de personas con sordoceguera, por lo que la forma de darles los avisos también está adaptada al tacto y recogida en el reglamento.