El interventor Manuel Jesús López niega que interviniera en los contratos de San Isidro

El interventor de la Diputación de León, imputado en el caso Púnica, ha negado que participara en la adjudicación de contratos de la Estación de esquí de San Isidro. El fiscal le interpela sobre gastos que beneficiaron a "personas concretas". 

El interventor de la Diputación de León e imputado en el caso Púnica, Manuel Jesús López Sánchez, afirmó ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco que no intervino en la adjudicación de contratos en Estación de esquí de San Isidro porque allí tiene en propiedad trece apartamentos.

 

Así lo manifestó durante su declaración como imputado en la causa que investiga a la red de corrupción 'Púnica' ante el juez, quien apunta que el interventor tenía "intereses particulares" en la estación en la que el presunto conseguidor de la trama, el empresario Alejandro De Pedro, obtuvo contratos de forma irregular.

 

Cuestionado si conoce a De Pedro, ha explicado que le vio "una vez" en el despacho del expresidente de la Diputación Martín Marcos Martínez y que en ese momento Marcos le comunicó su intención de "hacer actividades de promoción y de dinamización" de la estación y "ampliar" la zona a Asturias.

 

"Se me llama para saber si hay consignación para hacer eso" y para "valorar si (la Diputación) tenía crédito para hacer esas actuaciones", ha reiterado el interventor, que ha subrayado que al ser propietario de 13 apartamentos en la estación no participó en las contrataciones relacionadas con ese espacio ni interfiere en la decisión de sacarlos a concurso en un determinado plazo. Así pues, López aseguró que el encargado fue otro interventor, aunque sí elaboró un documento al respecto.

 

López ha asegurado ante el juez que la estación de esquí mencionada no es rentable porque tiene un "déficit sistemático" que supera el millón y medios de euros y sus costes son superiores a los ingresos.

 

El interventor de León, que ha negado haber tenido "amistad" con la expresidenta de la Diputación de León Isabel Carrasco, ha dicho que no sabía que la Diputación de León pagó 33  facturas a la empresa Madiva Editorial, de la que es propietario De Pedro. Así, ha dicho que "no era consciente" de que beneficiaba a "personas concretas" con algunos contratos relacionados con la reputación de la institución y la mejora de la imagen de los dirigentes Carrasco y Marcos.

 

"¿Qué hace la Diputación de León pagando esos gastos" cuando "deben sufragarlo ellos?", cuestiona la fiscal en reiteradas ocasiones durante la declaración a la que ha tenido acceso Europa Press. "¿Cómo fue usted tragando todos los meses con esas facturas?", le espetó.