El gran reto de Hortelano: dos récords en dos horas
Cyl dots mini

El gran reto de Hortelano: dos récords en dos horas

Reaparecido este mismo verano, Hortelano despide la temporada de su renacer con un reto mayúsculo: batir en una misma tarde los récords de 100 y 200.

Bruno Hortelano es, sin duda, la gran luminaria del resurgir del atletismo español. El velocista ha llevado a su deporte a cotas de popularidad y difusión de las que hace tiempo no disfrutaba, como cabeza visible de una nueva generación sin miedo al triunfo en la que están también Óscar Husillos, Ana Peleteiro, Orlando Ortega, los marchadores Álvaro Martín y María Pérez o el salmantino Álvaro de Arriba. Sólo así se puede entender el reto con el que Hortelano quiere despedir la temporada: nada menos que el intento de dos récords de España en dos horas.

 

La ocasión es excepcional. Tendrá lugar este miércoles en las pistas de Getafe y surgió como respuesta al estado de forma del velocista. Tras ser cuarto a una décima de las medallas en el Europeo, y bronce con el equipo de relevo 4x400 en una final que lideró hasta pocos metros de la meta, parecía que iba a dar la temporada por terminada. Sin embargo, encontró buenas sensaciones y ha decidido aprovechar el gran momento de forma que atraviesa desde su reaparición con una despedida a lo grande.

 

El reto es simpel de describir: va a intentar batir dos récords de España en una misma tarde. Se trata de las plusmarcas nacionales que él mismo posee en los 100 metros (10.06 segundos) y 200 metros (20.04 segundos), este último, de este mismo verano. Para ello, se aprovecha un control atlético programado en las pistas Juan de la Cierva de Getafe, con el mínimo de pruebas para que las marcas puedan ser homologadas. La reunión comenzará a las 19 horas con la prueba de los 100 metros, mientras que la prueba de 200 metros se celebrará a las 21 horas.

 

Si lo logra, habrá firmado un regreso por todo lo alto. Tras tocar el cielo con el oro europeo en 2016, le tocó pasar el calvario de las lesiones que se produjo en su mano tras un accidente de tráfico. Estuvo más de dos años parado para regresar el pasado mes de mayo tras superar las secuelas físicas y piscológicas. Desde entonces, no ha parado. Este mismo verano ha batido los récords de 400 y 200, este último, en las series del Campeonato de España. Se le escapó el bronce en el Europeo de Berlín por una centésima, pero sorprendió a todos con su amplia sonrisa después. "No salí del hospital para ganar una medalla, correr es una victoria", dijo.