El Gobierno defiende que la inversión de 7.000 millones en armamento militar es "gasto social"

Desfile de las Fuerzas Armadas en el Día de la Hispanidad, el 12 de octubre

La ministra de Defensa considera que el gasto militar es "gasto social" porque genera puestos de trabajo y favorece la industria española.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha defendido este viernes que las inversiones en programas de armamento suponen "gasto social" porque generan miles de puestos de trabajo para los próximos años y favorecen la industria y tecnología española. Robles ha justificado así, en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press, la inversión de 7.331 millones de euros que el Consejo de Ministros aprobará este viernes para tres programas de armamento: la construcción de cinco fragatas F-110, los vehículos blindados 8x8 y la modernización del Eurofighter.

 

La ministra ha insistido en que se trata de una inversión que se realizará durante los próximos diez o doce años y que generará más de 7.000 puestos de trabajo en zonas tan necesitadas de empleo como el astillero de Navantia en Ferrol (Galicia). "Es gasto social porque el gasto militar, además de generar y contribuir a la seguridad y la defensa, genera también puestos de trabajo para la industria española", ha insistido.

 

Pero además, cree que es una "obligación" del Gobierno invertir en material para garantizar su seguridad. Por ejemplo, con los vehículos blindados 8x8 se podrán evitar muertes de militares como los seis cascos azules españoles que fallecieron en Líbano por la explosión de un artefacto al paso de su vehículo.

 

"Una de las razones de los militares que fallecieron en Líbano fue porque los vehículos carecían del blindaje necesario", ha reconocido la ministra insistiendo en que los 3.000 militares que están desplazados en operaciones en el exterior deben tener garantizada su seguridad.