El Esla, en Benamariel, y el Órbigo, en Cebrones, siguen por encima del nivel de alarma en León
Cyl dots mini

El Esla, en Benamariel, y el Órbigo, en Cebrones, siguen por encima del nivel de alarma en León

Crecida de uno de los ríos en la provincia de León (Foto: Europa Press)

Se ha cortado la carretera LE-511 en el término municipal de Toral de los Guzmanes.

Dos ríos de la provincia de León, el Esla y el Órbigo, se encuentran en situación de alarma debido a las crecidas en sus caudales, según el parte de aforos de la Confederación Hidrográfica del Duero difundido en la mañana de este martes con datos a las 8.45 horas.

 

En concreto, se encuentran en alarma el Esla, a su paso por la estación de aforos Benamariel 2, situada en dicha localidad leonesa, con un caudal 589,40 metros cúbicos por segundo que, no obstante, presenta tendencia a la baja. También está en dicha situación el río Órbigo, a su paso por Cebrones, donde a primera hora arrastraba un caudal de 257,56 m3/s, también con tendencia a disminuir.

 

En la provincia leonesa también se encuentra en situación de alerta el Bernesga, en la capital y en Alija de la Ribera; el Cea en Sahagún; y el Porma en Secos.

 

En Zamora hay tres estaciones en situación de alerta, se trata de las de Castropepe, del río Esla; y las que tiene el Órbigo en Manganeses y Santa Cristina de la Polvorosa.

 

También la provincia de Palencia presenta estaciones en alerta, concretamente la del río Carrión situada en Celadilla del Río.

 

Las crecidas, según información de la DGT, provocan el corte de una carretera en León por inundación, la LE-511 en el término municipal de Toral de los Guzmanes a su paso sobre el río Esla; además se pide precaución por el mismo motivo en la LE-114 a su paso por Alija del Infantado y en la CL-626 en Sena de Luna.