El CRE de San Andrés investiga la mejora cardiovascular a través del uso de la cerbatana
Cyl dots mini

El CRE de San Andrés investiga la mejora cardiovascular a través del uso de la cerbatana

Riesgo cardiovascular en personas con diabetes tipo 2

Una investigación que consiste en la utilización de la cerbatana con la intención de producir mejoras cardiovasculares y un incremento de la capacidad pulmonar en personas con movilidad reducida que no pueden realizar ejercicios físicos.

El Centro de Referencia Estatal de la Discapacidad y la Dependencia de San Andrés del Rabanedo (León) está llevando a cabo una investigación que consiste en la utilización de la cerbatana con la intención de producir mejoras cardiovasculares y un incremento de la capacidad pulmonar en personas con movilidad reducida que no pueden realizar ejercicios físicos.

  

Así lo ha explicado la directora del centro, María Teresa Gutiérrez, que ha recibido este viernes en visita institucional a la subdelegada del Gobierno en León, Teresa Mata, que ha recorrido las instalaciones del CRE para comprobar su funcionamiento.

 

Gutiérrez ha dicho que esta investigación aún no ha concluido, porque se desarrollará hasta finales de junio, pero se ha mostrado optimista porque "se atisban resultados interesantes" y se están produciendo "mejoras reales" en los sujetos que están trabajando con la cerbatana.

  

No obstante, no se trata del único trabajado que está desarrollando el CRE de San Andrés, que, en estos momentos, tiene activas diez investigaciones, y que, en el mes de julio, comenzará una nueva para comprobar las mejoras que el esquí náutico puede producir en las personas con discapacidad.

  

Por su parte, la subdelegada del Gobierno en León ha dicho que el objetivo de su visita es conocer de "primera mano" lo que se hace en este centro y ha manifestado que es "muy bueno y muy positivo" que León disponga de unas instalaciones como estas.

  

Mata ha destacado el centro por su calidad asistencial y, también, por las investigaciones que desarrolla cuyos objetivos son "conseguir una mejor calidad de vida para las personas".

  

El CRE de San Andrés del Rabanedo se encuentra en estos momentos al cien por cien de su capacidad, con 104 usuarios, de los cuales 81 son residenciales, y el resto usuarios de día.

  

Los usuarios tienen entre 16 y 65 años, pero el centro también ofrece apoyo, atención y ayuda a personas de cualquier edad.