El Consejo Territorial de Caza de León propone la caza de la media veda deL 15 de agosto al 16 de septiembre

El Consejo Territorial de Caza

Este acuerdo establece un máximo de 20 días de caza, con excepción de la tórtola común y la paloma torcaz, para las que se retrasa el comienzo de la época hábil al 22 de agosto.

El Consejo Territorial de Caza de León ha informado sobre la nueva Orden Anual de Caza de Castilla y León para la próxima temporada cinegética 2018-2019 y ha acordado plantear que el periodo para la media veda de caza se inicie el miércoles 15 de agosto y finalice el domingo 16 de septiembre, según han informado la Delegación Territorial de la Junta en León.

 

Las fechas propuestas por el Consejo Territorial de León, reunido este jueves bajo la presidencia del delegado territorial, Guillermo García Martín, deberán ser ratificadas o modificadas por el Consejo Regional de Medio Ambiente.

 

Este acuerdo establece un máximo de 20 días de caza, con excepción de la tórtola común y la paloma torcaz, para las que se retrasa el comienzo de la época hábil al 22 de agosto. En cuanto a los cupos establecidos, se propone que el número máximo de piezas a cobrar por cazador y día se fija para la codorniz en 30 y para la tórtola común en 6.

 

Como novedad respecto al año pasado se autoriza, en los cotos de caza ubicados en los términos municipales de Cacabelos, Camponaraya, Cimanes de la Vega, Gordoncillo, Ponferrada, Santovenia de la Valdoncina y Villafranca del Bierzo, la caza del conejo exclusivamente mediante el empleo de armas todos los jueves, sábados, domingos y festivos comprendidos entre el 1 de julio y el día de inicio de la veda.

 

Excepcionalmente, y con el objeto de reducir sus poblaciones y daños, se autoriza la caza del conejo mediante el empleo de armas, perros, hurón y red todos los días de la semana del periodo comprendido entre el 28 de enero y el 24 de febrero de 2019 con un máximo de 3 hurones y 4 cazadores por cada 250 hectáreas de acotado por jornada. En caso de utilizar perros, el tránsito de estos requerirá que vayan atados hasta el acceso a las huras, madrigueras o refugios.

 

Otra de las novedades de este año afecta a los precintos de los ejemplares de caza mayor, por el que el titular estará obligado, en el plazo máximo de 15 días naturales desde la finalización del período hábil de cada especie y sexo, a devolver al Servicio Territorial de Medio Ambiente correspondiente las matrices de los precintos de los ejemplares abatidos, así como todos los precintos no empleados.

 

LOBO

En el caso del lobo, la matriz del precinto utilizado deberá enviarse en un plazo de 15 días desde el abatimiento del ejemplar. El incumplimiento de esta obligación será considerado infracción administrativa.

 

Al igual que se hizo el pasado año, el Consejo Territorial de Caza de León propone duplicar el número de ganchos contemplados en los planes cinegéticos. Por su parte, los representantes de los cazadores han propuesto que se pueda presentar los cambios de fechas en los ranchos suspendidos en 5 días, en vez de 6 días como así determina la propuesta de la orden anual.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: