El Barcelona empata y pasa a octavos con lo justo a Turín
Cyl dots mini

El Barcelona empata y pasa a octavos con lo justo a Turín

Messi salió en el segundo tiempo tras pasar el primero en el banquillo

El FC Barcelona ya es equipo de octavos de final de la Liga de Campeones gracias al empate logrado este miércoles en Turín ante la Juventus (0-0), que deberá esperar a la última jornada para intentar sellar el pase, en un partido intenso aunque de mínimos en el que impuso su dominio del juego pero sin materializar ningún equipo alguna de las pocas acciones que se vieron.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

JUVENTUS: Buffon; Barzagli, Benatia, Rugani; Cuadrado (Marchisio, min.71), Pjanic (Bentancur, min.66), Khedira, Alex Sandro; Dybala, Higuaín y Douglas Costa (Matuidi, min.85).

 

FC BARCELONA: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Umtiti, Digne; Busquets, Rakitic, Iniesta (Jordi Alba, min.82); Paulinho; Deulofeu (Messi, min.56) y Suárez.

 

ÁRBITRO: Milorad Mazic (SER). Amonestó a Pjanic (min.21), Alex Sandro (min.72) en la Juventus y a Paulinho (min.30), Digne (min.87), Piqué (min.90+2) en el FC Barcelona.

 

ESTADIO: Juventus Stadium.

A los blaugranas les valía un empate para clasificarse a falta de una jornada y además hacerlo como líder de grupo. Y tendrá esa ventaja el FC Barcelona al lograr el reto pero con un '5' pelado. Tuvo un palo, en una falta lejana de Ivan Rakitic, y evitó salir vapuleado como el año pasado del Juventus Stadium con una buena estratagema táctica, pero perdiendo mordida.

 

De hecho, Leo Messi empezó el partido en el banquillo y eso fue, casi, lo más destacable del partido. Pocas ocasiones de gol, pues las muchas llegadas a las áreas de Marc-André Ter Stegen o del vitoreado Gianluigi Buffon no se transformaron en disparos de peligro. Aún así el Barça tuvo ese palo que, con algo más de fortuna, les habría dado el triunfo.

 

La Juventus, lejos de su mejor versión y sin plasmar esta noche su mejora ofensiva en cuanto a registro de goles en esta temporada, se quedó a cero y sin clasificación. Necesitaba ganar o empatar y que el Sporting de Portugal no ganara, y los lusos vencieron al ya eliminado Olympiacos. Paulo Dybala puso a prueba en el descuento a Ter Stegen, la más clara del partido, y el alemán se erigió en salvador ante el argentino, el mejor de los suyos.

 

Poco más ofrecieron unos y otros, y el pitido final llevó al Barça, sin desgaste, a los octavos de final. Buena señal para Ernesto Valverde, que pudo dar más de 45 minutos de descanso a Leo Messi, unos cuantos menos a Andrés Iniesta y que, sobretodo, vio cómo el golpe en la rodilla de Samuel Umtiti quedaba en susto. Calentó Thomas Vermaelen, que en Mestalla podría jugar por la sanción de Gerard Piqué y lesión de Javier Mascherano, pero no tuvo que entrar prematuramente.

 

Empate para seguir sumando y despreocuparse de la última jornada, donde recibirá a un Sporting que sí se jugará la vida. El Barça ahora pone su GPS hacia Mestalla, en Valencia, donde los 'che' intentarán recortar esos 4 puntos que les separan de un equipo blaugrana líder. La Juventus, por su parte, deberá ganar en El Pireo o esperar que el Barça gane al Sporting para poder ir a los octavos de final.

 

MESSI, EN EL BANQUILLO

 

La sorpresa del partido fue ver a Leo Messi en el banquillo, alejado de un once inicial al que suele estar abonado. Ernesto Valverde se atrevió a darle descanso, pensando quizá en el importante partido de Mestalla ante un Valencia que es el único equipo que les pisa los talones en LaLiga Santander, a 4 puntos, ya que Real Madrid y Atlético de Madrid están a diez puntos.

 

El argentino las vio venir en el primer tiempo al lado del resto de suplentes y cuerpo técnico, pero sólo empezar el segundo salió a calentar en la banda dispuesto a ser el punto de inflexión. En el '56 entró al campo, bastante aplaudido. Con su entrada el Barça volvió al 4-3-3, con Iniesta en banda izquierda, abandonando el invento de Paulinho en la mediapunta por detrás de Suárez y Deulofeu.