El Ayuntamiento poda unos 700 árboles catalogados como grandes ejemplares

El Ayuntamiento de León, a través de la Concejalía de Parques y Jardines, está podando alrededor de 700 árboles, de los 2.700 que hay en toda la ciudad, catalogados como grandes ejemplares por su tamaño.

   

Las zonas en las que este año se está procediendo al control del crecimiento de los árboles de esta tipología son: la balaustrada del río en la Condesa, Eras de Renueva y el parque de Quevedo, han informado fuentes municipales en un comunicado.

 

El concejal del área, Julio Cayón, ha explicado que cada año se poda un porcentaje de este tipo de árboles para controlar su crecimiento y mantener la seguridad ante posibles roturas por vientos "y para que no exista riesgo de que quiebren sus ramas por exceso de su propia carga".

 

La poda se está realizando en zonas de esparcimiento, como espacios dedicados al recreo infantil, y parques donde "la vegetación está muy controlada para prestar el servicio necesario para los ciudadanos, pero que jamás conlleve ninguna situación de riesgo".

 

La tipología de estos árboles condiciona la técnica de poda, y se necesita de una pluma elevadora de 32 o 36 metros para poder trabajar de forma adecuada a su tamaño, ha agregado el edil. Estas tareas las llevan a cabo operarios de Acciona y los trabajadores de las brigadas de poda de la Concejalía de Parques y Jardines.