El Ayuntamiento de Villarejo de Órbigo anula la licencia de un edificio paralizado hace 7 años
Cyl dots mini

El Ayuntamiento de Villarejo de Órbigo anula la licencia de un edificio paralizado hace 7 años

El Consistorio tratará de recuperar los pagos que nunca se hicieron y el uso de parte del terreno público cedido en su día para la fallida construcción.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Villarejo de Órbigo ha decidido anular de manera definitiva la licencia concedida para la construcción de un edificio en la céntrica avenida Pío de Cela de Veguellina de Órbigo, después de constatar que la misma lleva paralizada por espacio de siete años sin que, además, en todo este tiempo los promotores abonaran la licencia.

 

El principal motivo de la decisión es dotar de mayor seguridad la zona y evitar las molestias a los viandantes, dado que desde hace siete años la acera permanece ocupada por el muro que acotaba la obra, lo que obliga a los vecinos a atravesar la zona invadiendo la calzada, con el consiguiente peligro. Por eso, se exigirá a los responsables de la obra la “plena restauración” de la vía pública a su estado original.

 

El equipo de Gobierno que preside el alcalde Joaquín Llamas, además, exigirá el pago de la parte construida por los promotores de la obra, porque hasta ahora jamás se ha abonado una cantidad “que le corresponde a todos los vecinos del municipio”.

 

Pero la situación tiene aún un mayor agravante, dado que en su día el Consistorio había cedido para este proyecto parte de un terrero de titularidad pública municipal, a cambio de que cuando estuviera terminado el Ayuntamiento dispusiera en tan céntrico lugar de todo el bajo del edificio.

 

Se trata de cerca de 900 metros que hubieran servido para que el Ayuntamiento los destinara al uso público que considerase, pero que al quedar inacabada la obra de momento se habían dado por perdidos. Ahora, el nuevo equipo de Gobierno no se resigna y tratará “por todos los medios” de disponer de este espacio. Para notificar la decisión adoptada, el Consistorio está intentando en este momento localizar a los actuales propietarios.