El Ayuntamiento de León restituirá el 4% salarial que redujo a sus 1.700 trabajadores en 2012

También se anuncia que en breve se devolverá a los funcionarios y personal laboral una parte de la paga extra de 2012. La 'recuperación económica' del Consistorio leonés hace factible estas medidas. 

La concejal de Personal y Régimen Interior del Ayuntamiento de León, Nuria Lesmes, se ha reunido con los representantes de los trabajadores, tanto funcionarios como laborales, para informar de la intención del equipo de Gobierno de restituir el cuatro por ciento del sueldo que se les bajó a los 1.700 trabajadores con los que contaba el Consistorio a mediados del año 2012 y que tenía como objetivo fundamental garantizar la viabilidad económica municipal.

 

Esta medida, que supone un coste de alrededor de 1,9 millones de euros para el Ayuntamiento, es posible "gracias a la mejoría de la situación económica del Consistorio debido a las medidas adoptadas por el equipo de Gobierno", han informado fuentes municipales.

 

El procedimiento administrativo para llevar a cabo esta medida está pendiente de la revisión final de las cuentas a cierre de 2014, que está realizando la Concejalía de Hacienda, y del cumplimiento jurídico y económico que impone la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

 

EXTRA DE 2012

 

Por otro lado, Lesmes ha anunciado que próximamente el Consistorio también devolverá a los trabajadores municipales una parte de la paga extra de diciembre de 2012, que se suprimió como medida del Gobierno Central ante la crisis económica.

 

Esta devolución supone a las arcas municipales unos 280.000 euros, en el caso de los funcionarios, y alrededor de 370.000 euros para el personal laboral del Ayuntamiento.

 

La edil ha manifestado su satisfacción por poder llevar a cabo medidas laborales que beneficiarán a los trabajadores municipales. "Se lo merecen porque están haciendo una gran labor y porque han realizado un esfuerzo económico que ha beneficiado al propio Ayuntamiento, a los servicios públicos municipales y al conjunto de la sociedad leonesa en momentos de una severa crisis económica", ha asegurado.

 

En este sentido, Lesmes también ha justificado que las "medidas duras" tomadas anteriormente por el Ayuntamiento tenían como objetivo "el bien común de la sociedad leonesa, por encima de ideologías, intereses sectoriales o profesionales".