El Ayuntamiento de León regulará con un reglamento el registro de parejas de hecho
Cyl dots mini

El Ayuntamiento de León regulará con un reglamento el registro de parejas de hecho

Una pareja paseando su amor por la playa (Foto: E. P.)

El Ayuntamiento de León cuenta con un Registro de Uniones de Hecho que ahora quedará regulado mediante un reglamento que ampara a las parejas de hecho de inmigrantes.

El Ayuntamiento de León regulará el Registro de Uniones de Hecho, en vigor desde hace años, a través de un reglamento, que será aprobado en Pleno.

 

Así lo ha anunciado la concejala de Familia y Servicios Sociales, Aurora Baza, en la reunión del Consejo Municipal de Inmigración, ya que ésta, la regulación de las parejas de hecho en el municipio, ha sido una de las peticiones del colectivo de inmigrantes de la ciudad, según han apuntado fuentes del Consistorio leonés a través de un comunicado.

 

El Ayuntamiento de León cuenta con un Registro de Uniones de Hecho que ahora quedará regulado mediante un reglamento que ampara a las parejas de hecho de inmigrantes. Ésta ha sido una de las peticiones de los colectivos de inmigrante de León.

 

La concejala de Familia y Bienestar Social, Aurora Baza, informó al Consejo Municipal de Inmigración, celebrado en Espacio Vías, de la próxima aprobación en Pleno de este nuevo reglamento. Éste recoge la sentencia del Tribunal Supremo de diciembre de 2016 que indica la forma de acreditar la identidad de la personas extranjera.

 

La inscripción en los registros públicos de parejas de hecho, basadas en la mera convivencia, es cada vez más frecuente y solicitada por la ciudadanía.

 

De acuerdo con el nuevo reglamento, en el Registro de Uniones de Hecho del Ayuntamiento de León podrá inscribirse la unión que forme una pareja no casada, que conviva en el municipio de León y que cumpla los requisitos especificados en el mismo por parte de ambos miembros: ser mayores de edad o menores emancipados, estar empadronados en el Ayuntamiento, tener descendencia en común o acreditar una convivencia de al menos seis meses, no tener relación de parentesco en línea recta por consanguinidad o adopción, ni colateral por consanguinidad o adopción hasta el segundo grado; no estar ligados por vínculo matrimonial con otra personas o en situación de separación judicial o de hecho y no formar parte con otra personas de una unión de hecho vigente en cualquier otro registro similar.

 

La disolución de la pareja de hecho se producirá por la petición de una o de las dos partes, o fallecimiento, continúa el comunicado.