El Ayuntamiento de Cimanes del Tejar pide ayuda para abrir la piscina de Velilla en condiciones de seguridad

Piscina Cimanes del Tejar

El alcalde se compromete ante los vecinos a paliar de urgencia su delicado estado pero no puede afrontar en solitario la reforma integral por una deuda municipal superior al presupuesto.

El Ayuntamiento de Cimanes del Tejar se compromete ante los vecinos de la localidad de Velilla de la Reina a intentar realizar algunas reformas mprescindibles para solucionar con la máxima urgencia posible algunas de las muchas deficiencias que presenta la piscina municipal, que han impedido su apertura este verano, así como a recabar alguna ayuda económica de las instituciones como la Diputación para afrontar una reforma integral del vaso que permita garantizar totalmente las condiciones de seguridad.

 

El alcalde de Cimanes del Tejar, Andrés García, mantuvo una reunión informativa con los vecinos de Velilla para explicarles la imposibilidad del Ayuntamiento para afrontar en solitario las reformas imprescindibles que requiere la piscina.

 

Esta situación se produce después de que el verano pasado varios usuarios sufrieran cortes en los pies, entre otros inconvenientes como la gélida temperatura del agua debido a la pérdida de líquido del vaso, que obliga a introducir agua del canal de riego, a una temperatura tan baja que apenas hay bañistas que la soporten.

 

Ayuda al mundo rural

 

Esa imposibilidad para realizar en su conjunto las obras necesarias se basa también en la delicada situación financiera del Consistorio, cuya deuda oficial asciende a 431.000 euros, superior al presupuesto anual del Ayuntamiento, a lo que hay que sumar otros 48.000 de facturas impagadas sólo en lo que va de año.

 

“Tenemos las manos atadas y por eso, de acuerdo con la opinión de nuestros vecinos, vamos a solicitar ayuda a la Diputación leonesa porque la localidad de Velilla en verano depende en gran medida del correcto funcionamiento de la piscina”, explica el regidor, que confía en que la institución provincial sea “sensible” hacia las necesidades de todos los núcleos rurales, como ha manifestado su nuevo presidente.

 

De este modo, el Consistorio se compromete a ejecutar algunas reformas puntuales para que parte del verano el servicio público de la piscina pueda ser usado, pero ya trabaja en un proyecto más profundo que requeriría mayor inversión, para lo que serían imprescindibles fondos adicionales de la institución provincial.

 

La situación actual causa otros perjuicios añadidos, como las que sufre el adjudicatario del bar de la piscina por la escasa afluencia de bañistas ya en años anteriores, dados los problemas que se arrastran desde entonces, y que son más graves aún si cabe.