Dos pueblos se mantienen incomunicados por carretera en la provincia de León a causa de la nieve

Los municipios leoneses de Llánaves de la Reina y Valdorria son los dos únicos pueblos habitados de la provincia que se mantienen todavía incomunicados por carretera como consecuencia de la gran cantidad de nieve acumula.

Este ha sido uno de los asuntos tratados este jueves en la reunión del Centro de Coordinación Operativa, en la que se ha decidido mantener activado en León el Plan Territorial de Protección Civil (Planacal) con el mismo nivel de gravedad, han informado fuentes de la Delegación Territorial.

En este encuentro se ha informado de que continúan los trabajos en la N-621 para abrir el puerto de San Glorio y para llegar a la localidad de Llánaves, tanto desde la vertiente cantábrica como desde la leonesa.

ALUDES DE PIEDRA Y ÁRBOLES

No obstante, no se ha podido precisar si este jueves terminarían las actuaciones de limpieza debido a la gran acumulación de nieve que registra esa zona, en la que también se han producido aludes con arrastre de piedra y árboles.

En este sentido, tampoco se ha conseguido llegar por carretera a la localidad de Valdorria, que continúa incomunicada, aunque se confía que a lo largo de las próximas horas se pueda abrir el acceso al pueblo, si las condiciones meteorológicas no empeoran.

Durante estos días de aislamiento se han suministrado alimentos y medicinas a los habitantes de esas dos localidades, por lo que no se ha producido ninguna situación de emergencia.

CABAÑA GANADERA

Por lo que respecta a la situación de la cabaña ganadera de la montaña, el técnico del Servicio Territorial de Agricultura ha informado de que las Unidades Veterinarias seguían recabando información entre los ganaderos de las localidades más afectadas por la nevada y que no se han registrado, hasta el momento, problemas de especial relevancia.

Para solventar cualquier incidente, la Junta de Castilla y León ha puesto a disposición de los afectados dos helicópteros para atender aquellas demandas de suministro de alimentación para el ganado que se plantearan.

Por otro lado, el delegado territorial ha hecho un llamamiento ante los problemas que se están detectando con respecto a la fauna salvaje por la actuación de algunos ciudadanos que pretenden ayudar a ejemplares atrapados en la nieve.

Después de las grandes nevadas de los últimos días, los animales ya se han colocado en los lugares más favorables para ellos, en las denominadas 'terrañeras', donde podrán permanecer sin problemas hasta que disminuya el espesor de la nieve, pero el problema puede surgir cuando se intenta mover a ese animal con intención de ayudarlo.

Por esta razón, se ha recomendado a los ciudadanos que no se acerquen a los animales salvajes y que no traten de asustarles, sino que avisen a los celadores de Medio Ambiente cuando detecten algún ejemplar en esa situación.

Noticias relacionadas