Dos millones de seguidores en TikTok llegan al Río Hortega de la mano del enfermero más viral
Cyl dots mini

Dos millones de seguidores en TikTok llegan al Río Hortega de la mano del enfermero más viral

Jorge Ángel Heras, enfermero trasladado al Rio Hortega

Jorge Ángel Heras ha sido trasladado al hospital vallisoletano. Causa sensación en las redes, con pequeños videos sobre su día a día en el trabajo, consejos de salud y sexualidad que cautivan al público más joven.

Jorge Ángel Heras o @enfermerojorgeangel, como le conocen en redes, comenzó su avance en la plataforma TikTok, en la que con vídeos de pocos segundos puedes encontrar todo tipo de contenido y es especialmente popular entre el público más joven, aunque en los últimos meses se ha popularizado entre una audiencia más amplia. Sus inicios según relata fueron con “los típicos bailes que hacía todo el mundo pero en seguida me di cuenta de que eso no era lo mío”.

 

Al ver que esto no funcionaba decidió cambiar el enfoque completamente, comenzó a realizar vídeos sobre salud dirigidos a la población general, no solo a gente del sector, lo que hizo que durante la pandemia muchos de sus videos se popularizaran. Pero cuando sus cuentas crecieron de verdad fue cuando comenzó a hablar de sexualidad. “Dejé de hablar del coronavirus porque la enfermería es mucho más allá. Sobre todo, al ser TikTok una red social con público más joven que Instagram,  cuando empecé a hablar de sexualidad tuvo un impacto muy fuerte. Ahí empecé a tener vídeos de unos cuatro millones de visitas, por ejemplo, recuerdo el primero en el que hablé de manera general sobre la vagina y sus distintas partes en ese llegué a tener 6 millones de visitas y ahí es cuando la cuenta empezó a despegar”, explica. 

 

Con el volumen de contenido que genera cualquiera pudiera pensar que vive con el móvil de la mano, sin embargo lo deja claro: “durante el trabajo no puedo grabar nada, salvo que sea algún medicamento que justo lo vayas a poner. Prácticamente todo es desde casa, mínimo hay que dedicar un par de horas al día”. Cuando hablamos, muestra la batería del teléfono que -con un 85%- corrobora que apenas lo ha utilizado en toda la mañana.

 

Explica que en el trabajo nunca ha recibido un feedback negativo, siempre que ha grabado algo en horario fuera del laboral y en las instalaciones ha sido con el conocimiento de su supervisora. “Siempre pido permiso y no hay mayor problema”. Relata cómo en su primer día, la jornada del jueves, algunos compañeros le habían reconocido y como gran parte de su audiencia le había escrito al enterarse de que se mudaba a la capital de Pisuerga y gracias a ellos encontró piso en cuestión de tan solo día.

 

Los temidos "haters" parece que no afectan a su cuenta ya que apenas recibe comentarios negativos, son tan pocos que se entera cuando algún amigo o familiar se los enseña. El único momento en que lo sintió fue en la pandemia, cuando un grupo de negacionistas lo cuestionaba por sus consejos sobre salud y explicaticiones

 

Jorge Ángel, natural de Cuenca, consiguió plaza en las oposiciones de 2018. Su objetivo inicial era quedarse en Madrid pero para ello tenía que rechazar la plaza fija y vio claro que la mejor opción era un traslado. “Elegí Valladolid porque sabía que es una ciudad más grande y tenía buena pinta, pero ni siquiera la había visitado. He llegado aquí a ciegas completamente, de hecho me he cogido el piso más cerca del hospital antiguo y si llego a saber que eso está más por el centro pues habría escogido de destino ese hospital. Al final elegí el Río Hortega porque vi que era más moderno".

 

Tras su primer día comenta que tiene "muy buenas sensaciones". El sanitario se está adaptando bien a la ciudad y que próximamente adquirirá una bicicleta. Tal y como informa en sus redes a sus seguidores, su cometido en el Río Hortega será consultas externas, en concreto en la Unidad de Cuidados Asistenciales.

 

Lleva tres días en ciudad y a pesar de que ha visto muy poco asegura que hasta hora lo que más le ha gustado ha sido “sobre todo la zona universitaria, mucha gente me dice que Valladolid es como Móstoles, pero Móstoles a pesar de que a mí me encanta se nota que no tiene el ambiente de ciudad activa donde la gente está trabajando y no van solo a dormir”.