Detenidos en León por portar en el maletero cuatro cabezas de corzo y tres precintos
Cyl dots mini

Detenidos en León por portar en el maletero cuatro cabezas de corzo y tres precintos

Material incautado en la detención (Foto: .E P.)

Durante el registro, los agentes incautaron cuatro cabezas de corzo, partes de piezas de caza, dos rifles con su munición y linternas y dos colmillos de jabalí macho, especie vedada salvo autorización en la actualidad.

La Guardia Civil ha identificado a dos personas de 39 y 42 años de edad y con domicilio en Huelva, cuando transportaban en el maletero de su vehículo cuatro cabezas de corzo, tres precintos colocados irregularmente y contraviniendo la normativa al respecto, armas y carne procedente de los animales abatidos en los cozos de cata de Lucillo y Santa Colomba de Somoza (León).

 

El operativo comenzó a primeros de este mes, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de que se podría estar realizando un aprovechamiento abusivo de las especies cinegéticas principalmente del corzo en distintos cotos de los términos municipales de Lucillo y Santa Colomba de Somoza, al no precintar las piezas de caza o al utilizar un mismo precinto para varios animales.

 

Fruto de las investigaciones realizadas por el Seprona de la Guardia Civil de Veguellina de Orbigo, se interceptó el vehículo utilizado por los cazadores cuando abandonaba los terrenos cinegéticos y se procedió al registro de su interior, donde fueron localizadas cuatro cabezas de corzo, partes de piezas de caza, dos rifles con su munición y linternas, tres precintos, dos de ellos colocados incorrectamente sin cumplimentar, y dos colmillos de jabalí macho, especie vedada salvo autorización en la actualidad.

 

Estos hechos fueron puestos en conocimiento del Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León por incumplir la normativa vigente sobre el sistema de precintados de piezas de caza mayor en cotos privados de caza de Castilla y León, lo que podría conllevar una sanción de entre 500 y los 5.000 euros, la retirada de la licencia de caza entre uno y tres años y la indemnización del valor del animal a favor del titular del aprovechamiento cinegético que en el caso del corzo macho sería de 6.174 euros por ejemplar.

 

Las piezas incautadas y los precintos, han sido entregadas en depósito en la Junta de Castilla y León y las armas en la Intervención de Armas de la Guardia Civil de Astorga.