Detectan materiales contaminantes en el compost del CTR

El ayuntamiento de Villaobispo de Otero solicita a Getsul que paralice de inmediato su vertido y pone en conocimiento de la Junta la falta de control del consorcio leonés. 

El Ayuntamiento de Villaobispo de Otero ha solicitado por escrito al Consorcio Provincial para la Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (Gersul) de León que analice la composición real del compost que vierte en la zona procedente del Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) provincial de San Román de la Vega, ante la evidencia de que ese material que se esparce por toneladas en los campos de cultivo contiene multitud de elementos contaminantes.

 

El consistorio busca de esta manera que Gersul garantice la plena idoneidad de este material, que supuestamente debe contener exclusivamente componentes procedentes de material orgánico para ser utilizado como abono.

 

La petición nace de la certeza de que este compost contiene otros muchos materiales no orgánicos y, lo que es peor, potencialmente contaminantes. En palabras del alcalde de Villaobispo de Otero, Joaquín Llamas, se trata de una “contaminación a simple vista”, dado que se puede observar en este compost restos de medicamentos y cosméticos, pilas, plásticos, cristal, latas y otros muchos. Eso, unido al intenso mal olor, disparó hace días las sospechas.

 

El Consistorio de la comarca de La Cepeda ha puesto el caso en conocimiento de la autoridad medioambiental, la Consejería de la Junta de Castilla y León, para que adopte las medidas cautelares y sancionadoras oportunas por una situación que el regidor considera “muy grave”.

 

El Ayuntamiento ya ha recogido algunas muestras de estos materiales y encargará su propia analítica de una parte de las miles de toneladas de compost procedente del CTR, que el consorcio Gersul reparte en multitud de municipios del entorno de San Román de la Vega.