Craviotto, Chourraut y Cooper regresan a los entrenamientos

Los piragüistas olímpicos Saúl Craviotto, Maialen Chourraut y Marcus Cooper Walz, entre otros muchos palistas españoles de alto nivel, han retomado este lunes los entrenamientos.

Los piragüistas olímpicos Saúl Craviotto, Maialen Chourraut y Marcus Cooper Walz, entre otros muchos palistas españoles de alto nivel, han retomado este lunes los entrenamientos, en el primer día de vuelta a la rutina tras un mes y medio de confinamiento debido a la pandemia por coronavirus.

 

Todos ellos reiniciaron las sesiones en ríos, canales o campos de regatas pero sin utilizar hangares ni vestuarios, manteniendo la distancia de 10 metros cuando se encuentran en el agua, según distamina el protocolo de actuación de la Real Federación Española de Piragüismo (RFEP). Desde este martes, el organismo federativo realizará test serológicos a todos los palistas integrados en los grupos de seleccionados nacionales.

 

Cooper, oro en K1 1.000 metros en Río 2016, inició su entrenamiento alejado de sus compañeros del K4, todos ellos en Asturias, a las 9.30 horas en Mallorca en las instalaciones de su club, Portopetro. "Primer día superado. Estoy supercontento de haber vuelto a la libertad y al agua después de 50 días encerrado", señaló en declaraciones a la RFEP.

 

"Las primeras paladas han sido un poco raras, pero me he adaptado bien. El entrenador me ha dicho que entrene suave, buscando esas sensaciones y mentalización para poco a poco estar en forma", manifestó.

 

Mientras, Chourraut, oro en eslalon K1 en Río y bronce en Londres 2012, se ejercitó en el campo de eslalon de Arfa, a 6 kilómetros de la Seu d'Urgell, donde se ubica el Parc del Segre, en el que los palistas no han podido entrenar. "Llevaba desde el 15 de marzo sin poder remar, y tenía muchas ganas. Esperaba este momento muy ansiosa. A partir de hoy comienza una nueva rutina mucho más esperanzadora: salir de casa, cargar la piragua en el Puma e ir al río o al canal artificial la semana que viene o dentro de dos semanas y poder entrenar, buscando, como siempre, la mejora", indicó.

 

"Tengo sensaciones contradictorias; por un lado, el placer de volver a meter la piragua en el agua y dar las paladas que dan ese deslizamiento tan placentero, y por otra, el gesto técnico olvidado, cómo aplicar la fuerza, volver a aprender lo que he hecho hasta ahora. Han sido casi dos meses fuera del agua y eso se ha notado", prosiguió.

 

También acudieron a Arfa Nuria Vilarrubla, Joan Crespo, Samuel Hernanz y Miquel Travé. "Tenía muchas ganas de volver al agua y ha sido genial tener de nuevo esas sensaciones. Las primeras 15 paladas se me han hecho extrañas después de tantos días de ergómetro, pero ha sido hacer un remonte y sentir la corriente de una ola de nuevo y lo he disfrutado muchísimo. Me he sentido muy feliz", apuntó Vilarrubla, subcampeona mundial por equipos en C1.

 

Por su parte, el técnico del K4 español, Miguel García, dirigió la sesión de Saúl Craviotto, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade en Trasona y, en la distancia, la de Cooper en Baleares. "Esta semana será la vuelta a la tarea sin saber cómo se van a encontrar los palistas después de un mes y medio trabajando con el ergómetro. Ya no es ni como una pretemporada normal, sino buscar otra vez sensaciones tras estar trabajando con una máquina, que en muchas ocasiones deteriora el gesto. Hay que ir con calma. El objetivo de estos días es solo la toma de contacto con el agua", explicó.

 

Entre los que también retomaron los entrenamientos se encuentran el medallista internacional gallego Roi Rodríguez, en el río Miño en Tui (Pontevedra); el subcampeón mundial de K2 1000 metros Paco Cubelos, en el río Tajo al paso por Talavera de la Reina (Toledo); la componente del K4 500 español Begoña Lazkano, en Orio; o el pontevedrés Sergio Vallejo, que entrenó en el río Lérez, en Pontevedra, mientras busca obtener el pase en C2 1.000 metros para los próximos Juegos.