Controlado y en nivel 0 el fuego de Riello

Fuego Vistahermosa

El incendio de León, que fue provocado a causa de una negligencia, alcanzó el nivel 2 y ha dejado a un anciano con quemaduras en cara, tórax y manos. 

La Junta de Castilla y León mantiene controlados y en nivel 0 sendos incendios iniciados en la tarde de este domingo en los términos de Castañares y Riello, en las provincias de Burgos y León, respectivamente, que llegaron a tener la categoría 2 en el nivel del Infoacal, según informan fuentes de la Administración regional.

 

En la provincia de León, el fuego originado en la tarde del domingo en Riello, fruto de alguna negligencia (barbacoas y hogueras) y que alcanzó el nivel 2, se encuentra a esta hora controlado y en un nivel 0 tras arrasar 190 hectáreas de pastos, robles y matorral.

 

Continúas las labores dos agentes medioambientales, un bulldozer, una autobomba y cinco cuadrillas de tierra.

 

El incendio se inició en una finca situada en Ariego de Abajo, perteneciente al municipio de Riello, cuando un vecino quemó unos rastrojos, cuyas llamas fueron propagadas con el viento, de modo que se extendieron amenazando las viviendas de Socil y una explotación ganadera de Villarín.

 

También se ha saldado con un herido, un anciano de 86 años cuyos datos de filiación corresponden a las iniciales J.A.G. y que tuvo que ser trasladado por la Guardia Civil al centro de salud de La Magdalena debido a quemaduras en manos, cara y tórax y que, según los testigos, fue quien inició la hoguera que desató el incendio.

 

En Castañares el nivel 0 fue alcanzado ya ayer por la tarde, después de que las llamas obligaran a barajar en un principio el desalojo de la urbanización Fuentes Blancas, con medio centenar de viviendas, sin que tal medida llegara a realizarse.

 

Las llamas se originaron a las 15.15 horas del domingo, 7 de agosto, en el municipio de Castañares y el fuego atravesó el río hasta llegar a Cardeñajimeno, en la carretera BU-800 de Fuentes Blancas a Cardeñajimeno, al lado de Burgos capital.

 

En la zona del incendio, en perimetración y cuyas causas están por determinarse, continúan trabajando dos agentes medioambientales, dos autobombas, un cuadrilla de tierra.

Noticias relacionadas