Complejos multivitamínicos, ¿sí o no?

Vitaminas

Este tipo de complejos vitamínicos que suelen venderse en farmacias y parafarmacias no son necesarios, siempre y cuando la persona siga una dieta normal y variada.

Frente a países como Estados Unidos, donde muchas vitaminas se venden en los supermercados como si se tratara de caramelos al peso, en España no necesitamos abusar de ellos puesto que gozamos de una dieta variada y equilibrada, rica en frutas y verduras, ricas a su vez en vitaminas, que servirán de barrera a la hora de fortalecer nuestras defensas y evitar las infecciones.

 

El doctor Jaime Merino, coordinador del grupo de trabajo de Educación para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), pide en este sentido huir de aquellos complejos multivitamínicos que están cargados de muchos minerales. "Las vitaminas van en dosis pequeñas y no pasa nada por tomarlas, no añaden nada. Si se toman no pasa nada. Otra cosa es si hay muchos minerales, o si se toman determinadas vitaminas y la persona tiene un problema de salud", indica.

 

Por eso, siempre insiste en que, de tomar algún complejo vitamínico, sólo se haga si así lo ha prescrito el médico especialista. No por libre elección ir a la farmacia a comprar un complejo multivitamínico para evitar contraer un catarro este invierno.

 

Así, por ejemplo, advierte de que hay muchos de estos complejos que contienen vitamina D, que si se toma en exceso puede ser muy perjudicial para muchas mujeres en la menopausia que presentan osteoporosis.

 

Asimismo, llama la atención sobre el hecho de aquellas personas que están en tratamiento para que la sangre no les coagule, y toman antivitamina K para ello. "No deben tomar esta vitamina, que puede aparecer en un complejo de estas características, por lo que hay que estar alerta", señala el miembro de la SEMI.

 

También dice que no deben tomar suplementos vitamínicos, sólo si hay prescripción médica detrás, aquellas personas que toman otra serie de fármacos para que la sangre no les coagule, los 'antiagregantes', o bien aquellas que ingieren protectores gástricos con asiduidad, ya que se pueden presentar defectos en la absorción de determinados componentes, como los minerales o vitaminas del Grupo B.

 

Además las personas que se alimentan mal, presentan trastornos alimenticios, los niños malnutridos, o las personas alcohólicas deben tener especial cuidado a la hora de tomar estos complejos multivitamínicos. "Se deben tomar sólo si se necesitan ante un defecto de vitamina A, por ejemplo, pero sólo esas personas que lo necesitan, no todos los demás, y siempre que se lo haya prescrito un médico", reitera el miembro de la SEMI.

 

MÁS EXCEPCIONES

 

Eso sí, el doctor Merino destaca que sí puede haber una serie de circunstancias peculiares donde se necesiten, como en el caso de los vegetarianos estrictos, que suelen presentar un defecto de vitamina B12 y de ácido fólico, unas estructuras que no se encuentran en los vegetales y que nuestro cuerpo no fabrica.

 

"Por eso, sólo deben tomarse los suplementos vitamínicos en el único caso de que un especialista así lo prescriba. Como puede ser en este caso. En otros puede resultarnos hasta contraproducente", subraya.