Cómo prevenir accidentes automovilísticos en temporada de lluvias

Al llegar la temporada de lluvia y de bajas temperaturas, es frecuente encontrarnos con carreteras con hielo o con llovizna que dificulten nuestra conducción.

Para ello es fundamental conocer cómo prevenir accidentes ante esas condiciones climatológicas.

 

Los neumáticos son una parte fundamental para prevenir dichos accidentes, es por ello por lo que es recomendable cambiar nuestros neumáticos una vez terminada la época veraniega puesto que en verano el calor y las altas temperaturas que adquiere el asfalto hacen que se deterioren y se desgasten más los neumáticos de nuestras ruedas.

 

¿Qué neumáticos existen para la temporada de invierno?  

 

Los neumáticos que están catalogados para la temporada de invierno son aquellos que, previamente a su lanzamiento al mercado, son probados en situaciones extremas de nieve para probar con ello sus facultades y funcionalidades.

 

Existe una gran variedad de modelos que van a depender del modelo del vehículo y del uso que se le vaya a dar durante la temporada invernal, ya que los hay con mayor o menor adherencia según las circunstancias más habituales sobre las que vayamos a rodar con nuestro vehículo.

 

A pesar de que normalmente la temporada de lluvias es en otoño e invierno, en primavera y verano también es posible que se den determinadas precipitaciones. Por ello, existen unos tipos de neumáticos que funcionan para el verano pero que, a la misma vez también sirven para el invierno, es decir, son neumáticos mixtos. Este neumático de verano con homologación de invierno es el modelo CrossClimate que, además ha sido el primer neumático con estas características. Dentro de este modelo, podemos encontrar el Agilis CrossClimate, CrossClimate SUV, CrossClimate y CrossClimate+.

 

Una de las marcas líderes del mercado que posee una gama de neumáticos que pueden usarse en invierno y verano son los neumáticos Michelin, fundada en 1889 por los hermanos Andre y Edouard. Esta empresa lidera, entre otros aspectos, debido a la calidad de sus neumáticos, a la popularidad de su logotipo y a que con gran frecuencia son premiados en las numerosas pruebas de automoción. Además, la alta cualificación de Michelin se puede observar de manera muy patente en el ámbito del motor, ya que una de las marcas oficiales usadas en carreras de Fórmula 1, WRC, 24 horas de Le Mans y Moto GP, entre otras.

 

En definitiva, para prevenir los accidentes automovilísticos es fundamental, además de respetar las normas de seguridad vial, revisar nuestro vehículo cada cierto periodo y prestar especial atención al estado de nuestros neumáticos, ya que son los que prestarán adherencia y sujeción al asfalto y no tienen la misma eficacia un neumático desgastado que uno que se encuentre en perfectas condiciones.