Cómo pedir a la empresa que aumente las retenciones en la nómina

El apartado de la retención que existe en cualquier nómina no es una cantidad inamovible

En principio la empresa aplica la retención correspondiente al cálculo de ingresos anuales que tiene el trabajador. Pero puede ocurrir que, a lo largo de un año, un trabajador tenga varios contratos o cambie de empresa y de pagador, lo que descuadra la retención.

 

En este caso, se puede pedir a la empresa que practique una retención superior a la que corresponda para que la declaración de renta del año próximo no salga a pagar.

 

SOLICITUD POR ESCRITO

 

Para pedir este incremento en el tipo del retención del IRPF tan solo se debe realizar una solicitud por escrito a la empresa.

 

Si tu empresa la recibe con al menos cinco días de antelación a la fecha de confección de las nóminas, quedará obligada a aplicarte el nuevo tipo de retención a partir de la siguiente nómina.

 

El nuevo tipo de retención se aplicará hasta final de año y en los años siguientes mientras no renuncies por escrito, salvo que te deban aplicar un tipo superior al solicitado porque, por ejemplo, ha aumentado tu salario.

 

Sin embargo, no es posible pedir que te apliquen una retención del IRPF inferior a la que te corresponde. Si lo solicitaras y la empresa lo hiciera, Hacienda te reclamaría las retenciones dejadas de recibir e incluso podría sancionarte.

 

¿QUÉ PORCENTAJE SOLICITAR?

 

Es fundamental tener en cuenta todos los ingresos que tengas de otros pagadores, el bruto y hacer una proyección más o menos real de lo que ganarás hasta final de año.

 

Con estos datos se puede acudir al simulador de Retenciones de IRPF de 2019 de la Agencia Tributaria. Añadiendo los datos familiares se puede ver el porcentaje aproximado que correspondería pagar.

 

Las empresas, también con la finalidad de aplicar correctamente el porcentaje de retención, pueden solicitar a sus trabajadores que les entreguen el modelo 145 de la Agencia Tributaria, de comunicación de datos al pagador sobre retenciones sobre rendimientos del trabajo.

 

Mediante este impreso se recaba toda la información sobre cuál es la situación familiar del trabajador (casado, soltero, divorciado), si tiene hijos o ascendientes o discapacitados a su cargo o si realiza pagos por adquisición o rehabilitación de vivienda que den derecho a la deducción correspondiente en el IRPF.

 

No obstante, hay que tener en cuenta que el pago de las retenciones no es más que un pago adelantado del IRPF. Es decir, no se va a pagar más o menos a final de año. Lo que no se pague ahora habrá que pagarlo más adelante cuando se presente la declaración, y Hacienda devolverá el exceso si las retenciones han sido superiores a lo que correspondía. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: