Cómo identificar la ferropenia o déficit de hierro

Sangre

Es importante no confundir ferropenia con anemia. 

La Fundación Española del Corazón (FEC) pone en marcha una campaña para concienciar sobre la ferropenia en tres hospitales españoles: el Hospital Universitario de Jaén, el Hospital Universitario La Paz de Madrid y el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona con el objetivo de informar sobre los síntomas del déficit de hierro.    

 

Entre los síntomas habituales del déficit de hierro se encuentran la astenia, el cansancio, la debilidad, el agotamiento o el mal rendimiento escolar o deportivo. Al tratarse de síntomas habituales y de aparición progresiva, muchos pacientes, especialmente mujeres, se acostumbran a ellos llegando incluso y los consideran normales.    

 

Los expertos señalan que los grupos de población que más riesgo tienen de desarrollar ferropenia son los pacientes quirúrgicos, las embarazadas y los pacientes con insuficiencia cardiaca, insuficiencia renal crónica y enfermedad inaflmatoria intestinal.

 

La ferropenia, además de afectar a la salud de mujeres y niños en países en desarrollo, es la única del grupo de las enfermedades carenciales con una alta prevalencia también en los países industrializados. Más del 30 por ciento de la población mundial padece anemia debido principalmente a la carencia de hierro, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

En este sentido, el intensivista del Hospital Universitario La Paz de Madrid, Manuel Quintana, expresa que en los últimos años se está demostrando una relación del décit de hierro no solo con un mayor riesgo de desarrollar una anemia posterior o de recaída, sino también con una "peor calidad de vida, mayor riesgo de infecciones y de embarazos prematuros o de bajo peso".    

 

Es por ello que explica que se debe identicar este riesgo no solo en la población de riesgo, sino "en la población incorrectamente considerada como general".   

 

Existen dos tipos de ferropenia: la absoluta, por ausencia de hierro en los depósitos; y la funcional, por la incapacidad de movilizar el hierro desde los depósitos. La ardióloga del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, Sonia Mirabet, explica que "la ferropenia funcional se ha asociado a estados inamatorios crónicos como es la insuciencia cardiaca".    

 

Por otro lado, la doctora Mirabet señala la importancia de no confundir la ferropenia con la anemia. La anemia se define como una concentración de hemoglobina baja y puede estar causada por diferentes motivos, entre ellos la falta de hierro o ferropenia". Pero la ferropenia no siempre se acompaña de anemia. De hecho "entre un 37 y un 61 por ciento de los pacientes con insuciencia cardiaca presenta ferropenia con o sin anemia asociada".   

 

 Por su parte, el cardiólogo del Hospital Universitario de Jaén, Javier Torres, asegura que "el 52 por ciento de los españoles con insuficiencia cardiaca presenta anemia, según datos del estudio GESAIC".    

 

La administración de hierro intravenoso ha mostrado beneficio en los pacientes con insuficiencia cardiaca, por lo que "la ferropenia se ha convertido en una diana terapéutica en estos casos, como así lo recomiendan las últimas guías de práctica clínica de insuciencia cardiaca de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC)", recuerda el Torres.

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: