Cómo aprovechar el cambio de hora para ahorrar en la factura de la luz

Cápsula de detergente en lavadora

El horario de verano puede reportar también cosas buenas a los bolsillos de los consumidores.

La hora vuelve a cambiar y hay que sincronizar los relojes. La madrugada de este domingo 26 de marzo, como cada último domingo de este mes, los relojes deberán adelantarse una hora para pasar de las 02.00 horas a las 03.00 horas y cumplir así la normativa horaria establecida en Europa.

 

Pero además de dormir una hora menos y tener que preocuparnos de poner las agujas en hora --aquellos que sigan teniendo relojes clásicos sin conectividad a la red, claro--, el horario de verano puede reportar también cosas buenas a los bolsillos de los consumidores.

 

Según datos del Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético(IDAE) citados por Selectra, el ahorro en iluminación propiciado por el cambio durante los meses de verano durante 2016, es decir, de marzo a octubre, se situó en 300 millones de euros, un total del que 90 millones de euros se correspondían con los hogares españoles, suponiendo en términos de cada hogar, un ahorro de seis euros.

 

Para que este 2017 puedas conseguir todavía un ahorro mayor, desde Mercado Financiero hemos recopilado los consejos de Selectra para aprovechar el cambio de hora y pagar menos en la factura de la luz:

 

1. APROVECHAR LA LUZ DEL SOL

 

Aunque parezca sencillo, aprovechar la luz del sol para realizar labores en casa es esencial. Además, para las horas de oscuridad el comparador de tarifas recomienda utilizar bombillas Led en lugar de las bombillas de bajo consumo y las bombillas convencionales, ya que estas consumen un 40 y un 90% menos respectivamente.

 

2. AJUSTAR EL CONSUMO A LAS HORAS VALLE SI SE TIENE DISCRIMINACIÓN HORARIA

 

Es importante saber que las tarifas con discriminación horaria distinguen entre el horario de verano y el horario de invierno, cambio que se produce en el mismo momento que el cambio oficial de hora, es decir, en este caso el domingo 26 de marzo.

 

Así, el consumidor que tenga una tarifa con discriminación horaria deberá tener en cuenta los nuevos horarios de verano y no creer que esta no ha cambiado.

 

3. NO ABUSAR DEL AIRE ACONDICIONADO

 

Lo ideal para la salud y para el bolsillo es mantener la temperatura rondando los 24 grados centígrados. Además, encenderlo solo cuando sea necesario y no hacerlo con la temperatura demasiado baja, ayuda a hacer un menor consumo. Cada grado de menos aumenta el consumo energético en un 8%.

 

4. VENTILAR LA VIVIENDA A PRIMERA HORA DE LA MAÑANA

 

La primera hora de la mañana, con el fresco de la calle, es el mejor momento para ventilar la casa, ya que así el aire que entra permitirá el mantenimiento de una temperatura estable en la vivienda.

 

5. APAGAR LA COCINA Y EL HORNO UNOS MINUTOS ANTES DE FINALIZAR EL COCINADO

 

Aunque esto no tiene relación directa con el cambio de hora, desde el comparador de tarifas recomiendan también apagar la cocina y el horno unos minutos antes de terminar la cocción de la comida para aprovechar así el calor residual. Hay que recordar que estos aparatos consumen el 7% de la electricidad del hogar.

 

6. REVISAR LA POTENCIA CONTRATADA

 

Es importante también revisar la tarifa que se tiene contratada en la vivienda. Cada tramo que se rebaja la potencia supone 5,04 euros al mes de ahorro.Cómo aprovechar el cambio de hora para ahorrar en la factura de la luz

 

7. COMPARAR TARIFAS

 

La última recomendación pasa por buscar tarifas que ofrezcan mejores precios de consumo, es decir, menor precio por cada kWh consumido. De encontrar una mejor que la que se tiene contratada, se podría reducir considerablemente el importe de la factura.