Colombia y el 'juego limpio' clasifican a una atenazada Japón
Cyl dots mini

Colombia y el 'juego limpio' clasifican a una atenazada Japón

Los japoneses celebran con su afición el pase a octavos

El equipo nipón cae (0-1) ante la eliminada Polonia, pero se ve beneficiado por la derrota de Senegal.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

JAPÓN: Kawashima; H.Sakai, Yoshida, Makino, Nagatomo; G.Sakai, Yamaguchi, Okazaki (Osako, min.47), Shibasaki, Usami (Inui, min.65); y Muto (Hasebe, min.82).

 

POLONIA: Fabianski; Bednarek, Glik, Bereszynski; Jedrzejczyk, Goralski, Krychowiak, Kurzawa (Teodorczyk, min.79); Grosicki, Zielinski (Peszko, min.79) y Lewandowski.

 

GOL.

0-1, min.59, Bednarek.

 

ÁRBITRO: Janny Sikazwe (ZAM). Amonestó a Makino (min.66) por parte de Japón.

 

ESTADIO: Volgogrado Arena. 41.189 espectadores.

 

 

Japón alcanzó así los octavos de un Mundial por tercera vez en su historia, después de las de la Copa del Mundo de Corea y Japón de 2002 y la de Sudáfrica 2010, donde se enfrentará a Inglaterra o Bélgica para seguir haciendo aún más grande su gesta en Rusia.

 

Con los mismos puntos, cuatro, igualados 4-4 en diferencia de goles y en el partido que les enfrentó (2-2), fue el menor número de tarjetas amarillas, cuatro frente a seis, el que dio el pase a un Japón que sesteó y dejó pasar con riesgo los minutos finales a la espera de que Colombia le metiera en octavos.

 

No fue un pase brillante, más bien mísero, de un grupo en el que el seleccionador Akira Nishino resultó muy osado al introducir hasta 6 cambios en la alineación titular, con la presencia de los centrocampistas defensivos Gaku Shibasaki y Hotaru Yamaguchi, pero sin el bético Takashi Inui, apercibido de sanción.

 

JAPÓN JUEGA CON FUEGO PERO NO SE QUEMA

 

La primera parte no tuvo apenas pulso, y la presión inicial japonesa se fue diluyendo con el paso del entusiasmo y los minutos. Tan solo un ajustado cabezazo de Grosicki puso a prueba la tecnología de la línea de meta y los reflejos de Eiji Kawashima para evitar que la clasificación sufriera un vuelco antes de tiempo.

 

No hubo noticias de un Robert Lewandowski, autor de 16 goles en la fase de clasificación, frustrado en este campeonato por la eliminación prematura y las dos oportunidades de anotar que se fueron al limbo con las aspiraciones por que el foco hiciera aún más grande su figura en un Mundial.

 

Zielinski pudo marcar antes de que Bednarek empalmara a la red una falta lanzada por Kurzawa. Aquello fue el prólogo de un horror, pues Japón se puso a mirar de reojo al otro partido y no mirar al marco rival. A Polonia tampoco le importó porque tenía el premio de la victoria y la explosión de júbilo de los 'samurais azules' llegó minutos desde el transistor con el triunfo de Colombia en Samara.