Ciudadanos rechaza los presupuestos de Villagatón por ser "continuistas y despilfarradores"
Cyl dots mini

Ciudadanos rechaza los presupuestos de Villagatón por ser "continuistas y despilfarradores"

Han criticado los altos sueldos dedicados a plantilla, las escasas inversiones reales y los elevados impuestos para los vecinos.

Ciudadanos ha rechazado los presupuestos de Villagatón para el próximo ejercicio por considerarlos continuistas y despilfarradores y no dar una respuesta clara a las necesidades de los vecinos.

 

El portavoz municipal de Cs, Heliodoro Robleda, ha explicado que en el último pleno municipal la alcaldesa, la socialista Carolina López Arias, se negó a responder a sus preguntas sobre "las partidas de gastos, la excesiva presión fiscal en comparación a otros municipios similares o la falta de solidaridad social".

 

En concreto, desde la formación naranja se ha criticado los gastos de personal para la plantilla del Ayuntamiento: tres personas (el secretario-interventor, el alguacil y la empleada de la limpieza) cuyos sueldos superan los 130.444 euros y que supone un 28,81% del presupuesto total.

 

En los dos primeros casos, además, los salarios ascienden a 76.914,12 euros, 42.328,57 euros más que los que establece la Diputación Provincial de León para esta misma categoría. El Ayuntamiento tampoco tiene implantado el obligatorio cumplimiento de la jornada laboral en su plantilla, por lo que no existe forma de comprobar la eficiencia de su puesto.

 

El concejal de la formación naranja ha señalado que la plaza de secretario-interventor compartida con el Ayuntamiento de Brazuelo se ha convocado sin éxito en cuatro ocasiones por las discrepancias entre los regidores y los técnicos de la Diputación. Una plaza cuyo sueldo correría a cargo de los dos Consistorios y que, en comparación con los datos del Tribunal de Cuentas, la Federación Española de Municipios o el informe de CSIF sobre los sueldos de los funcionarios, duplicaría a los del resto del país para un municipio de poco más de 600 habitantes.

 

Por otra parte, desde Cs también han denunciado que las dietas de la alcaldesa – 26.754 euros para 2020, aunque el Informe ISPA-2018 del Ministerio de Administraciones Públicas recoge que debe ser 870 euros – superan las partidas dedicadas a actividades culturales y deportivas (25.725 euros), así como han mostrado su preocupación por los costes para material de oficina (8.745,50 euros) y para suministros (65.444 euros). Esta última cuenta con una partida de 'otros suministros' que no se concreta su desglose valorada en 15.435 euros.

 

Respecto a las transferencias corrientes a familias e instituciones sin ánimo de lucro, Ciudadanos ha afeado que sólo se dediquen 6.174 euros (el 1,36% del presupuesto); y sobre las inversiones reales para la mejora del municipio la partida prevista es de 51.450 euros (11,36%). Una cantidad más exigua aún si se tiene en cuenta que de ellos, 15.435 euros se destinan a las transferencias de capital de las 10 Juntas Vecinales que prestan, entre otros servicios, el abastecimiento de agua y el mantenimiento de edificios en esas pedanías, y de las que el Consistorio espera ingresar 25.000 euros en tasas.

 

Pese a contar una cartera de servicios tan exigua, el Ayuntamiento espera recaudar 224.619,85 euros directamente a través de los impuestos como el de la contribución urbana (IBI), rústica y el de vehículos, lo que supone un 49.60% de los ingresos totales. Esta presión fiscal se va a traducir en un coste de 362,88 euros por vecino y que, de nuevo según la plataforma online del Tribunal de Cuentas, supera la media de los municipios de menos de 1.000 habitantes en un 29,68%.

 

Robleda ha reiterado el continuismo de estas cuentas anuales y ha asegurado que "carecen de toda visión social y de servicio a la ciudadanía", así como muestran "una falta clara de eficiencia en la gestión de los fondos públicos".