China suspende el inicio de la Superliga de fútbol y su GP de F1 queda en el aire por el coronavirus

Pasajeros con mascarillas en el aeropureto de Frankfurt. BORIS ROESSLER/DPA

El país asiático continúa aplazando competiciones deportivas por culpa del brote que ya se ha cobrado la vida de 170 personas.

China continúa aplazando competiciones deportivas por culpa del brote del coronavirus, que ya se ha cobrado la vida de 170 personas, y las autoridades han decidido aplazar el inicio de la Superliga de fútbol, mientras que podría cancelar también el Gran Premio de Fórmula 1.

 

World Athletics anunció este miércoles que había pospuesto hasta el 2021 los Mundiales de Pista Cubierto previstos para marzo en la localidad de Nanjing, mientras que la Federación Internacional de Esquí canceló la prueba de la Copa del Mundo de Yanqing de mediados de febrero. A inicios de semana, la FIBA trasladó a Belgrado el Preolímpico que debía de disputar en Foshán la selección española femenina.

 

El fútbol no se ha librado y la Superliga, que debía comenzar el próximo 22 de febrero, se ha aplazado sin confirmar ninguna nueva fecha de inicio. Además, la Confederación Asiática de Fútbol indicó que los cuatro clubes chinos empezarán a domicilio sus respectivos tres partidos de la Liga de Campeones del continente.

 

Del mismo modo, las autoridades del mundo del motor aseguraron que están "supervisando muy de cerca" el desarrollo de este virus, que también podría provocar la cancelación del Gran Premio de F-1 que debe albergar Shanghai en abril. La FIA ya ha advertido que tomará "cualquier acción" para proteger al deporte y al público de cualquier riesgo de salud.