Castilla y León se encamina a un puente de diciembre en dos velocidades: provincias cerradas y provincias abiertas
Cyl dots mini

Castilla y León se encamina a un puente de diciembre en dos velocidades: provincias cerradas y provincias abiertas

Iluminación navideña en una calle de Valladolid. Foto: Ical

La comunidad pasará el puente del 6 y 8 de diciembre con provincias donde habrá hostelería y centros comerciales, pero estarán perimetradas, y otras donde se mantendrán los cierres.

Castilla y León se encamina hacia un puente de diciembre en dos velocidades: una para las provincias que abran su hostelería y centros comerciales y otra para las que sigan cerradas, que no serán pocas. Todas ellas estarán separadas por un confinamiento perimetral con el que se 'protegerá' a las que estén en mejor situación de aquellas en las que todavía existe una alta incidencia. 

 

A día de hoy, esa Castilla y León abierta y cerrada tiene esta composición. Por un lado, Ávila y Segovia, que ya volvieron a abrir bares y restaurantes, centros comerciales y centros deportivos el día 27 de noviembre. A ellos se sumarán tras confirmarlo la Junta Salamanca, que ya ha bajado del umbral de los 400 casos por 100.000 habitantes y con la que la Junta cuenta para abrir este día 4 de diciembre; y León, que todavía no lo ha hecho. 

 

Las candidatas más firmes por cifras eran Soria y León. La primera, con una incidencia superior a 600 casos, aunque su curva apunta con fuerza hacia abajo; tiene, además, tres indicadores en niveles inferiores al más alto de riesgo. León, por su parte, está en 530 de incidencia, pero con todos sus indicadores salvo uno en el nivel más alto de riesgo, León capital en 674 y el tiempo de las grandes restricciones en la ciudad todavía muy reciente.

 

León y Soria son las dos únicas con posibilidades, porque el resto están mucho más lejos. Van de los 660 de Valladolid a los casi mil (970) de Burgos. Lo tienen francamente complicado para poder bajar de nivel esta semana y tendrán que esperar a próximas evaluaciones. Palencia está con 675 y Zamora con 667.

 

Entre estas provincias se van a hacer dos grupos. Por un lado, las que puedan tener abierta su  hostelería, centros comerciales y centros deportivos, eso sí, con limitaciones: las barras de los bares siguen cerrados, hay tope de un tercio de ocupación en interior de establecimientos de hostelería, igual que en centros comerciales y gimnasios, y en estos últimos hay que hacer ejercicio con mascarilla. Las que no estén en el grupo de -400 casos seguirán con estas actividades cerradas. Eso sí, la Junta les ha ofrecido abrir las terrazas de bares y restaurantes: las asociaciones de hosteleros lo tendrán que decidir.

 

Para los que tengan que mantener el cierre de actividades, se suma otra desventaja: no podrán moverse a provincias que sí las abran. Y en estas solo podrá haber movilidad entre las que estén en en la misma situación: sí se podrá ir de Salamanca o León a Ávila o Segovia, y viceversa, pero no a cualquier otra provincia o desde otras a estas.

Noticias relacionadas