Castilla y León registra su segundo verano consecutivo sin fallecidos por calor
Cyl dots mini

Castilla y León registra su segundo verano consecutivo sin fallecidos por calor

El sistema de vigilancia establecido por la Junta entre el 1 de junio y el 15 de septiembre no recoge ningún fallecimiento por altas temperaturas. El último año con decesos por esta causa fue 2019, con cinco muertes.

Castilla y León lleva dos años consecutivos sin registrar comunicación de fallecimientos por calor durante el tiempo que se ha mantenido activo el Sistema de Vigilancia por la Mortalidad por procesos relacionados con temperaturas elevadas (VITME) en coincidencia con la época estival.

 

Así se desprende tras el último informe de la Consejería de Sanidad, en el que este año, hasta el momento, no se ha comunicado fallecimiento alguno por estas circunstancias, aunque podría producirse alguna comunicación en los próximos meses como ya ocurriera en ejercicios anteriores.

 

El anterior año en el que se produjeron fallecimientos durante este periodo fue en 2019, cuando cinco personas perdieron la vida por causas atribuidas a las elevadas temperaturas. En ese año el verano fue muy cálido y entre el 1 de junio y el 15 de septiembre el Plan Nacional de Actuaciones Preventivas de los efectos del exceso de temperaturas sobre la salud comunicó 301 niveles de riesgo en comarcas de Castilla y León, recoge E. Press.

 

Al año siguiente, en 2020, el verano también fue muy cálido y se comunicaron 301 niveles de riesgo en la Comunidad, pero no se produjeron fallecimientos, algo que también ha ocurrido este año, cuando el verano ha sido "normal", sin que registrasen temperaturas tan altas como en los dos ejercicios previos.

 

Precisamente por ello se produjo una disminución muy significativa en la comunicación de niveles de riesgo, que en 2021 fueron 193 entre el 1 de junio y el 15 de septiembre frente a los más de 300 de los dos años anteriores.

 

Informe del verano

 

Así se recoge en el informe de la Consejería referido al tiempo en el que se mantuvo activo el sistema VITME, entre el 1 de junio y el 15 de septiembre. Según el informe de la Consejería de Sanidad que recoge los datos de este Sistema registrados a lo largo de su vigencia, el mes de junio fue normal en cuanto a temperaturas, mientras que julio fue frío en la mayor parte de la Comunidad y agosto cálido, al igual que la primera quincena de septiembre.

 

Durante el periodo comprendido entre el 1 de junio y el 15 de septiembre, el Plan Nacional de Actuaciones Preventivas de los efectos del exceso de temperaturas sobre la salud ha comunicado 193 niveles de riesgo en Castilla y León. El 84% de las alertas notificadas han sido de Nivel 1, el 16% de nivel 2 y destaca una única alerta de Nivel 3 el día 11 de agosto en la comarca Ibérica de Soria.

 

Los periodos con mayor número de alertas se produjeron entre los días 10 al 14 de agosto (15 o más comarcas en alerta cada día) y 16 al 22 de julio (seis o más).

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: