Castilla y León doblega la curva de incidencia: Descenso generalizado y tres provincias por debajo de 200 casos
Cyl dots mini

Castilla y León doblega la curva de incidencia: Descenso generalizado y tres provincias por debajo de 200 casos

Burgos continúa siendo la provincia más afectada a 14 y 7 días pero por fin ve la luz al final del túnel con varios días continuados de rebaja. 

La tasa de incidencia acumulada en 14 días de COVID-19 en Castilla y León mantiene su tendencia a la baja y en las últimas 24 horas se apuntó un descenso de 28 casos para quedar en los 315,81, según los datos de la Consejería de Sanidad de la Junta recogidos por Ical, en los que llama la atención el buen comportamiento de Salamanca, que logra situarse por debajo de la barrera de los 200 casos, con 184,78, tras una reducción en las últimas 24 horas de 25.

 

Los descensos fueron generalizados en todas la provincias. Ávila continúa presentando la mejor situación con 144, cuatro menos que ayer, por delante de Segovia, con 161,30 (-7). León, que se mantiene por debajo de la media regional, redujo 34 casos con relación al lunes, y se queda con una tasa de 279,35, mientras que Valladolid, con una caída de 37 casos en las últimas 24 horas, también se sitúa por debajo de la media regional con 312,58 casos.

 

Burgos continúa siendo la provincia más afectada con una tasa de 537,32 casos, 38 menos que ayer, por delante de Palencia, con 429,25 (-20). Por encima de la media regional, además de Burgos y Palencia, se sitúan Soria, con 326,05 (-23) y Zamora, con 398,17 (-21).

 

Por su parte, la incidencia acumulada en siete días experimentó una caída también de forma generalizada en todas las provincias, de manera que en la Comunidad se situó en los 122,44 casos, once menos ayer. Ávila también presenta los mejores resultados con 57,73, por delante de Segovia (58,12) y Salamanca con 67,55. En Soria baja hasta los 90,26 casos y en León hasta los 110,87. Burgos mantiene los niveles más altos con 200,30, por delante de Palencia, con 221,77; Zamora, con 134,46 (-5) y Valladolid 123,38.

 

En cuanto a la incidencia del COVID-19 en el colectivo de mayores de 65 años por cada 100.000 personas en los últimos 14 días, otro de los criterios valorado para la desescalada, descendió por debajo de la barrera de los 350,52, 17 menos que ayer; al igual que ocurre en el caso de la incidencia en siete días de este colectivo, que baja hasta los 141 casos, cinco menos.

 

A su vez, la positividad global de las pruebas diagnósticas bajó y pasó del 7,08 por ciento registrado ayer al 6,70 por ciento, mientras que la tendencia de la trazabilidad se redujo ligeramente y pasó del 69,65 por ciento al 68,69 por ciento.

 

ÍNDICE DE REPRODUCCIÓN

 

En cuanto al índice de reproducción del virus en la Comunidad, el promedio de personas que cada persona contagiada puede llegar a infectar, descendió dos centésimas con relación a los valores de ayer, hasta el 0,73 por ciento. Palencia presenta el nivel más alto con un 0,87 por ciento, por delante de Ávila (0,81 por ciento), Salamanca (0,75 por ciento), Valladolid (0,74 por ciento) y Burgos (0,73 por ciento). Por el contrario, Segovia presenta el índice más bajo con 0,61 por ciento, seguida de León (0,66 por ciento), Soria (0,68) y Zamora (0,72 por ciento).