Beycar da la bienvenida al nuevo Peugeot 208

Fotos: Gustavo Rodríguez
Ver album

Su avanzado equipamiento tecnológico, atractivo diseño y amplia oferta de motorizaciones, entre las que figura una opción totalmente eléctrica, le convierten en la referencia de la categoría.

El nuevo 208 ya está en Beycar, concesionario oficial de Peugeot en Valladolid. Esta nueva generación dispone de una gama muy completa que incluye motores de combustión de gasolina y diésel, además de una versión eléctrica con la que la firma francesa da un gran paso en su proceso de electrificación.

 

LA NUEVA REFERENCIA DEL SEGMENTO B

 

Tras verlo y tocarlo por primera vez, ya podemos avanzar que estamos ante un producto espectacular que, sin duda, entra en escena para ser la referencia del segmento. Dejando al margen su estética, que es uno de los puntos en los que este coche marca claramente las diferencias respecto a sus rivales, el nuevo 208 es un coche tecnológicamente muy avanzado. No sólo incorpora la electrificación para ofrecer una movilidad sin emisiones, sino que también equipa el menú más completo de ayudas a la conducción para disfrutar del coche más seguro de la categoría. En este apartado, el equipamiento resulta tan completo, que es equiparable al que ofrece el 508, el buque insignia de la marca. El único elemento que no hereda de la berlina premium, es el sistema de visión nocturna.

 

Entre todo lo que puede equipar, destaca la función Drive Assist, un elemento tecnológico que abre la puerta a una conducción semi-autónoma en autopista y vías rápidas -combina la ayuda al mantenimiento activo de carril asociado al Lane Position Assist (LPA)-. Este sistema mantiene la posición del vehículo elegida por el conductor en la vía de circulación. Por su parte, el regulador de velocidad adaptativo con función Stop & Go cuenta con instrucciones ajustables de distancia de seguridad y, en medio de un atasco, asegura el arranque automático del vehículo en paradas de menos de 3 segundos.

 

Para reforzar aún más la seguridad, el nuevo Peugeot 208 cuenta con un sistema de frenado automático de emergencia de última generación, capaz de detectar peatones y ciclistas, de día o de noche, en un amplio rango de velocidades: entre 5 Km/h y 140 Km/h.

 

Aparcar en ciudad puede llegar a ser todo un arte. El 208 permite enfrentarse a estas maniobras como todo un profesional gracias a la función Park Assist, que maneja automáticamente la dirección y, en versiones con caja automática EAT8, los cambios de marchas.

 

En el interior, se aprecia que se está entrando en una nueva era del automóvil nada más sentarse en el puesto de conducción. De este modo, el nuevo 208 estrena la última generación del Peugeot i-Cockpit 3D. El cuadro de instrumentos aparece ante los ojos del conductor como un holograma, con indicaciones claras, dinámicas y animadas, que adaptan su tamaño en función de la importancia. La pantalla táctil de 25,4 cm (10’’) y las teclas Toggle Switches gestionan un amplio elenco de equipamientos y funciones de ayuda a la conducción.

 

VERSIÓN ELÉCTRICA CON UNA AUTONOMÍA DE 340 KILÓMETROS

 

El e-208, que es la versión eléctrica del urbano frances, está equipado con una batería de 50 kWh que le otorga una autonomía de hasta 340 Km, según el protocolo de homologación WLTP (Worldwide harmonized Light Vehicles Test Procedures). Esto permite a un usuario convencional recargar cada dos o tres días su coche y no volver a pagar por el combustible más allá de la factura de la luz, que se incrementará en dos o tres euros por recarga. Además, el servicio Easy-Charge de Peugeot ofrece soluciones de carga a domicilio o centro de trabajo, primero para evaluar la instalación eléctrica necesaria y la mejor instalación, antes de su montaje.

 

Con un Wallbox se puede obtener una carga completa en 5 horas en trifásico (11 kW), o en 8 h en monofásico (7,4 kW). Con el cable de carga convencional y enchufe doméstico reforzado el tiempo es de 16 horas. Además, la batería con sistema de regulación térmica se puede cargar en un el 80% de su capacidad en tan solo 30 minutos desde un cargador público o una electrolinera con una toma de 100 kW. En Peugeot han pensado en todas las necesidades del usuario y también ofrece el Trip Planner, que calcula los trayectos teniendo en cuenta la autonomía del coche y la ubicación de puntos de carga en la ruta, para los que quieran hacer trayectos más largos y no tengan problemas para detenerse esos 30 minutos para recuperar el 80 por ciento de la carga. Y para que no haya problema con los diferentes proveedores de electricidad en el camino, Peugeot ha desarrollado el servicio Free2Move Services, con el cual el usuario dispone de una única tarjeta de carga que permite acceder a una red de más de 130.000 puntos en toda Europa para realizar el pago de forma sencilla y segura. Por último y para resolver incertidumbres al respecto, hay que decir que la duración de las baterías y la depreciación de los coches eléctricos son dos temas delicados a los que la marca francesa da respuesta argumentando la calidad de construcción y sistema de refrigeración de la batería, lo que aporta mayor vida útil al conjunto y así puede ofrecer una garantía de 8 años o 160.000 km siempre que la batería rinda por debajo de un 70% de su capacidad.

 

El precio es siempre un tema delicado pero los argumentos son buenos. En el caso de acceso a la gama para las versiones de gasolina el precio arranca en 15.200 euros, aunque aplicando todos los descuentos posibles como son descuento directo de la marca, entrega de vehículo usado, financiación y descuento adicional por acabado de lujo el precio puede bajar hasta los 11.200 euros, un precio realmente competitivo. En el caso del eléctrico el precio de salida es más alto, pero Peugeot regala el Wallbox, valorado en más de 800 euros y con todos los descuentos posibles más la ayuda a la compra del Gobierno, Plan MOVES de 5.500 euros, de los 31.350 euros se quedaría en 21.750 euros.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: