Bajan el nivel de ruido 'eléctrico' en Panderruedas para proteger al urogallo

Para ello, se han instalado pantallas acústicas en el perímetro exterior de la subestación eléctrica, que han permitido reducir el ruido hasta los 50 decibelios, un nivel sonoro bajo, equivalente al sonido de una nevera en buen estado.

Los trabajos desarrollados en el marco del proyecto LIFE+ Urogallo con el objetivo de proteger al urogallo cantábrico del impacto acústico de la subestación eléctrica del Puerto de Panderruedas (León) han logrado que el nivel sonoro de la infraestructura se reduzca hasta cuatro veces.

 

Para ello, se han instalado pantallas acústicas en el perímetro exterior de la subestación eléctrica, que han permitido reducir el ruido hasta los 50 decibelios, un nivel sonoro bajo, equivalente al sonido de una nevera en buen estado, han informado fuentes del proyecto LIFE+ Urogallo.

 

La subestación transformadora está situada en el paraje conocido como Collado la Vieja, próximo al Puerto de Panderruedas, en la Zona de Protección Especial para las Aves (ZEPA) Picos de Europa Castilla y León. Se trata de un área ventosa, por lo que la altura de las pantallas metálicas no supera los dos metros.

 

Esta acción, ejecutada por el Consorcio Interautonómico para la gestión integrada del Parque Nacional de Picos de Europa, forma parte de las actuaciones del proyecto destinadas a minimizar el riesgo de electrocución, el ruido y las molestias que ocasionan las infraestructuras eléctricas al urogallo cantábrico.

 

En 2014, se lograron aislar los elementos en tensión de la subestación transformadora de Collado la Vieja, construida hace más de 20 años con el fin de mitigar el impacto de la línea eléctrica al salir del valle.

 

La instalación de protecciones de aves y fauna en la parte de baja tensión del transformador permitió reducir el riesgo de electrocución.

 

La subestación transformadora pertenece a la empresa Navarro, que ha colaborado desde el inicio en todas acciones de corrección de infraestructuras eléctricas para la conservación del urogallo cantábrico.

 

Las actuaciones enmarcadas en el LIFE+ Urogallo cantábrico han permitido proteger al urogallo cantábrico del riesgo de mortalidad por electrocución en la zona de Collado la Vieja y por tanto, mejorar el hábitat del urogallo en la ZEPA Picos de Europa.