A prisión el presunto agresor de una mujer en Bembibre
Cyl dots mini

A prisión el presunto agresor de una mujer en Bembibre

El Juzgado ha dictado auto de ingreso en prisión sobre el individuo como presunto autor de los delitos de detención ilegal y quebrantamiento de condena derivado de la violencia sobre la mujer sobre su expareja, han informadO fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL).

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 5 de Ponferrada (León), competente en materia de Violencia de Género, ha decretado el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza de I.R.G. como presunto autor del secuestro y agresión de su expareja, una mujer de 36 años vecina de Fabero, denunciada en la madrugada de este martes en Bembibre.

 

El Juzgado, que además ha declarado el secreto de las actuaciones, ha dictado auto de ingreso en prisión sobre el individuo como presunto autor de los delitos de detención ilegal y quebrantamiento de condena derivado de la violencia sobre la mujer sobre su expareja, han informadO fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL).

 

El hombre fue arrestado el martes en Castropodame (León) y pasó al día siguiente a disposición del citado Juzgado, que tomó declaración al sospechoso y a la víctima de los hechos denunciados, que supuestamente se produjeron la noche del lunes al martes, en torno a las 23.00 horas, cuando dos personas abordaron a la mujer, que se preparaba para dar un paseo a su perro, y la metieron en un coche.

 

Aunque la mujer pudo reconocer a su expareja, no pudo aportar datos sobre el otro agresor, y ha denunciado que fue sometida a abusos y vejaciones e incluso le echaron "un líquido que le quemaba en su zona íntima, a parte de pegamento".

 

La mujer fue abandonada cerca de una casa y sobre las 4.00 horas del martes y, tras recibir los primeros auxilios, presentó denuncia ante la Guardia Civil.

 

El individuo al que se ha detenido contaba con una pulsera telemática, aunque ella no llevaba el dispositivo que alerta de su cercanía en el momento de los hechos, fruto de una denuncia por malos tratos. A ella se suma otra posterior por quebrantamiento de condena precisamente al día siguiente de salir de prisión, el pasado viernes, cuando supuestamente escribió un mensaje a la mujer, pero que no se pudo acreditar, motivo por el que quedó en libertad.

Noticias relacionadas