Silueta raul garcia diaz original

Para profesionales

Raúl García Díaz
Reflexiones y consejos para verdaderos profesionales, independientemente del puesto y del sector en el que trabajen.

Borra esa sonrisa de tu cara

Sonrisa detail

El blog de Raúl García en Tribuna Valladolid.

He intentado mantenerlo en secreto, aunque si eres un asiduo lector de estos artículos que escribo semanalmente quizá ya te habrás dado cuenta, me gano la vida ayudando a cambiar los hábitos y los comportamientos de las personas en su trabajo. Fundamentalmente para que esas personas y sus equipos logren ser más efectivos y eficaces en sus empresas. Para conseguirlo hablo, trabajo y entreno a las personas en habilidades de comunicación, de trabajo en equipo, de liderazgo… Estas habilidades, competencias y comportamientos son muy solicitados desde hace años en muchas organizaciones así que imparto decenas de cursos cada año, sobre estas cuestiones y cuestiones relacionadas.

 

Numerosas veces algún participante o algún oyente de mis cursos y conferencias me confiesan que durante mis intervenciones tienen alucinaciones. Aunque no como las que generan algunas drogas psicotrópicas, no llego a ese nivel de impacto en el público, sino simplemente ven desfilar delante de sus ojos a personas, personas que conocen, personas con las que trabajan.

 

Ese efecto alucinógeno se produce, por ejemplo, cuando estamos trabajando la manera de escuchar activamente a otra persona y demostrárselo mediante el lenguaje no verbal. Puede que escuchar no te parezca una habilidad importante, pero he de decir que es lo primero que piden las personas a su responsable directo: “que me escuche y me tenga en cuenta”. Por eso es tan importante hacerlo bien y demostrarlo a los demás. Es una habilidad clave y no es fácil de realizar correctamente, sobre todo cuando quien te está hablando te estás diciendo cosas con las que no estás de acuerdo. Es decir, esas situaciones en las que debes escuchar, pero no te resulta agradable por una u otra razón.

 

Pues bien, cuando empezamos a trabajar los comportamientos a realizar para escuchar correctamente y los comportamientos a evitar para no transmitir que no me interesa lo que me estás contando, siempre hay alguna persona que sonríe inconscientemente. Esas personas son precisamente las que dicen que ven aparecer a un montón de gente que conoce y que incumple continuamente los principios de la escucha activa. También llegan a asentir imperceptiblemente con la cabeza, demostrando lo de acuerdo que están con las consecuencias negativas de no escuchar y lo bien que las conocen porque las sufren cuando los demás no les escuchan.

 

Me atrevería a decir que este que acabo de describir, es el mayor obstáculo para que las personas que asisten a una formación o a una conferencia no modifiquen sus comportamientos inadecuados: están pensando en todas aquellas personas que deberían cambiar sus conductas y no en qué deberían cambiar ellos mismos. Como si la fiesta no fuera con ellos. No se dan cuenta de que ellos también meten la pata. Porque si se dieran cuenta de la cantidad de veces que ellos han sido los que no han escuchado, los que no han trabajado en equipo, los que no han tratado bien a un compañero, los que no han aceptado que estaban equivocados, los que no han reconocido el trabajo bien hecho de otro, los que han generado mal ambiente en el equipo, los que no han realizado ni una pequeña autocrítica… Entonces no sonreirían.

 

Así que cuando estés leyendo uno de esos artículos que hablan de los trabajadores tóxicos, o cuando estés viendo una charla por internet y enumeren qué es lo que hace un mal trabajador, o cuando participes en un curso y te expliquen qué conductas debes evitar en tu trabajo, o cuando asistas a una conferencia y te cuenten todo aquello que los trabajadores desmotivados hacen, y empieces a ver jefes y compañeros de trabajo desfilando delante de ti, notes que tienes esbozada un media sonrisa y que asientes imperceptiblemente con la cabeza… borra esa sonrisa de tu cara porque también están hablando de ti.

 

Gracias por leer.

 

Raúl García Díaz es director de la consultora de recursos humanos Entrepersonas

www.entrepersonas.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: