Sendero de las ermitas: paraíso del senderismo
Cyl dots mini
Nomadas original

Nómadas Ocasionales

Nómadas Ocasionales
El blog de viajes en Tribuna Valladolid

Sendero de las ermitas: paraíso del senderismo

Sendero%20de%20las%20ermitas detail

Desde este altavoz que nos ofrece Tribuna, mostraremos diversos rincones del mundo. En esta ocasión nos acercamos a la provincia de Burgos donde para disfrutar de un magnífico día de senderismo.

Son las diez de la mañana cuando llegamos a nuestro destino: el Sendero de las ermitas. Una brisa de aire helado nos despierta del letargo que nos provoca el sol entre los cristales del coche.

 

Nuestro camino por el Sendero de las ermitas comienza en Quintanilla del Coco. Pronto salimos del pueblo y cogemos la primera pista que nos sale a la derecha.

 

Corre una ligera brisa y la temperatura es perfecta. Cuando apenas hemos caminado un rato, aparece la Ermita de las Naves. Decidimos seguir caminando, aunque luego habrá que desandar un poco el camino hasta la base de la montaña que vemos al fondo.

 

En apenas quince minutos llegamos a uno de los platos fuertes de la jornada. Entre las rocas, se abre paso el agua, haciendo que el paisaje cambie de repente. El Arroyo de los Molinos ha horadado la roca y la Cascada del Churrión nos da la bienvenida. Hiedras, musgo y demás flora nos acompañan mientras observamos esta maravilla.

 

Tras quedar completamente extasiados, volvemos al sendero hasta regresar a la Ermita de las Naves. Rápidamente el camino se vuelve recto e infinito pero no por ello aburrido. A lo lejos, observamos como varias aves de gran envergadura emprenden el vuelo, son buitres. Nuestra lente no es capaz de captarlos pero es alucinante verlos tan cerca.

 

Y cuando menos nos damos cuenta, llegamos a la Ermita mozárabe de Santa Cecilia. Tanto la ermita como el entorno forman un lugar de postal donde la calma lo envuelve todo. Al fondo observamos Santibañez del Val, situado a apenas un kilómetro de la ermita.

 

Caminamos por la travesía del pueblo para encontrarnos con la Iglesia de San Juan. Y, desde aquí, nos ponemos en marcha para dejar atrás el pueblo, cuya arquitectura tradicional parece haber detenido el tiempo del lugar. El camino sigue, con los campos verdes como testigo mudo de una jornada de senderismo que estamos disfrutando como nunca.

 

A pocos metros de Quintanilla del Coco, nos desviamos del sendero de las ermitas en busca de un viejo molino. Éste, completamente restaurado, se encuentra a orillas del río Mataviejas.

 

Retomamos nuestro sendero de las ermitas para llegar, en apenas unos minutos, a Quintanilla del Coco de nuevo. Entramos en el pueblo por el lado opuesto por el que, esta mañana, emprendimos la ruta.

 

Sin duda, ha sido un día maravilloso en tierras burgalesas pues ésta es una ruta ideal para disfrutar en familia.

 

Puedes conocer la ruta de forma más extensa pinchando aquí.

 

¿Quién son Nómadas Ocasionales? Conócenos.

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: