Iceta, no nos jodas

A estas alturas ya no vamos a sorprendernos de la habilidad de los políticos para retorcer la semántica y la retórica hasta extremos imposibles.

 

Con tales habilidades, el Sr. Iceta nos cuenta que en España hay ocho o nueve naciones, y lo explica, dice que las ha contado, aunque debe ser más lerdo en matemáticas que en el uso torticero del lenguaje, no tardando mucho se corrigió y añadió que podía haber hasta diecisiete, lo diría para evitar que algunos pensáramos que lo que quería decir es que en España hay nueve naciones y el resto, territorios salvajes donde habitan las bestias.

 

Verá Sr. Iceta, el que Vd. llame naciones a lo que otros definimos como comunidades, regiones o provincias, nos importaría un pito, sino fuera por las intenciones y transcendencia que pueden tener semejantes afirmaciones, se empieza denominándose a si mismo como nación y se acaba a hostias, eche Vd. un vistazo a la historia, incluso a la prehistoria, desde que el hombre empezó a pintar, no le quepa duda de que nos cuenta que, hasta las tribus cavernícolas, además de darse de leches por la moza más hermosa y el antílope más gordo, también se sacudían por la mejor cueva, por el valle más frondoso y por pitar más que el vecino, así que, y no exagero, hay opiniones que pueden matar.

 

Así pues, se podía ir Vd. al Ampurdán a bailar sardanas y que no volviéramos a saber de su existencia, pero eso no sucederá, en este país no cae una breva ni, aunque la yesca pudra la higuera, claro que, mejor sería que te largaras a la Patagonia, allí, además, podrías bailar cuecas y tangos y puede que quede algún patagón de tres patas que te hiciera la estancia más placentera. Si además te acompañan en el viaje Torra, Puigdemon, huéspedes golpistas de Lledoner, esquerros, pdecatos, cuperos, cederreses, tsunamis, arranes y resto de fauna afín, ya sería para ponerse a cantar tol día. Allí podríais refundar el imperio catalano que, como todo el mundo sabe, existió y cayó por la invasión de los bárbaros españolazos que desde entonces os oprimen.

 

Creo que pagar los fletes de todos los barcos que fueran precisos para trasladaros e incluso una renta a Chile y Argentina por aguantaros, sería un dinero bien invertido, el ahorro futuro y sobre todo el descanso que dejaríais, bien vale un sacrificio. Eso sí, mejor sería que os ganarais el sustento, podrían poneros a abrir, a pico y pala, canales para suprimir vericuetos en la ruta navegable del estrecho de Magallanes, hasta dejarlo más recto que el canal de Panamá.

 

Si al PSOE le quedara algo de decencia, te habrían abierto un expediente y expulsado en cuarenta y ocho horas, pero que se puede esperar de un partido que tiene como secretario general a Pedro Sánchez que, volviendo al primer párrafo, suelta en sus discursos cosas como estas: “El nuevo Gobierno será rotundamente progresista. Será progresista porque estará integrado por fuerzas progresistas, porque va a trabajar por el progreso de España, lo único que no cabrá en el futuro gobierno progresista………… Sobre todo, un gobierno progresista que va a trabajar por el progreso de España y bla, bla, bla.”. Después de aguantar semejante monserga, si alguien me llama progresista, le dejo de hablar al menos durante seis meses, esto lo habría dicho yo en una frase: “Somos los más guais de Paraguay” que es lo que he entendido, y al menos, entre quienes me escucharan, aumentarían los que pensaran que soy un gilipuertas, pero disminuirían los que sintieran que les están tomando el pelo.

 

Señor Iceta, ¿podría Vd. explicarnos eso de que para llegar a un acuerdo con Esquerra hay que hacer lo que sea?, porque algunos vamos a pensar, todavía, más cosas malas y más gordas de Vd.

 

El PSOE debería, además de expulsarle a Vd. del partido, explicarnos mejor sus intenciones, a todos los ciudadanos y, sobre todo, a sus simpatizantes, votantes y militantes, algunos de peso, así se evitaría que, al mentarles ciertas cuestiones, muevan la cabeza de lado a lado, cual aficionado del Atlético que, in illo témpore, salía de un partido en el Metropolitano, perdido por su equipo, y volvía a casa por la senda de los elefantes.

Comentarios

etadeo54@gmail.com 15/12/2019 15:16 #1
No tengas miedo, que nadie te va a llamar progresista

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: