Tribuna mini Saltar publicidad

La Junta de Castilla y León pide al Ministerio que vigile el precio de la leche y la carne ante el veto ruso

El veto afecta de forma "testimonial" a Castilla y León, ya que la exportación a Rusia de productos agroalimentarios es muy pequeña en relación a la cifra total.

La Junta de Castilla y León ha pedido al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) que se mantenga "vigilante" ante la incidencia que pueda tener el veto ruso a determinados alimentos sobre otros productos como la leche o la carne, aunque por el momento no se hayan visto afectados.

  

Así lo ha explicado el secretario general de la Consejería de Agricultura y Ganadería de Castilla y León, Juan Zapatero, quien ha asistido a una reunión con su homólogo del Ministerio, Carlos Cabanas, para informar sobre las medidas de la Unión Europea para paliar los efectos de este veto.

  

Zapatero ha reiterado que el veto afecta de forma "testimonial" a Castilla y León, ya que la exportación a Rusia de productos agroalimentarios es muy pequeña en relación a la cifra total --de 1.477 millones de euros que alcanzaron las exportaciones agroalimentarias de Castilla y León, sólo 15 correspondían al mercado ruso--, más aún si se tienen en cuenta sólo los productos vetados, ámbito en el que no llega al "uno por mil".

  

Tras agradecer la información al Ministerio y su "rápida" respuesta, el secretario general de la Consejería ha señalado que lo que se ha trasladado al Gobierno es la preocupación por la posibilidad de que esta limitación en las ventas de determinadas frutas --melocotón, nectarina, etcétera-- puedan influir en los precios de otros productos que sí tienen más importancia para Castilla y León como la leche o la carne.

  

Aunque aún no se ha observado una incidencia en estos precios, Zapatero ha señalado que han pedido al Ministerio que se mantenga "vigilante" y la Unión Europea pueda preparar medidas para reaccionar de "manera rápida" si se viera esta circunstancia de que el veto incidiera en otros sectores como el lácteo o el cárnico.

  

Juan Zapatero ha insistido en que por el momento la situación en Castilla y León es de "tranquilidad" por la escasa influencia que esta limitación supone para la comunidad, pero ha aseverado que se sigue de cerca y "con mucha intensidad" su desarrollo.