Hyundai Kona: con estilo propio

La marca coreana presenta su nuevo SUV urbano, que estará en los concesionarios españoles a finales de año.

Desde el lanzamiento del Santa Fe en 2001, Hyundai ha vendido más de 1,4 millones de SUV en Europa, convirtiéndose en una marca de referencia en este segmento. El nuevo Tucson es el SUV de más rápido crecimiento en ventas para Hyundai en Europa, con más de 200.000 unidades comercializadas desde su lanzamiento en 2015. Ahora, Hyundai amplía su familia SUV a cuatro miembros con la entrada en el segmento B-SUV del Kona, que se suma a los ya conocidos Grand Santa Fe, Santa Fe y Tucson.

 

Desde el inicio de su comercialización, el Kona ofrece la posibilidad de elegir entre dos propulsores de gasolina turboalimentados. El de acceso a la gama es el 1.0 T-GDI con cambio manual de 6 velocidades y 120 CV. El otro motor de gasolina es el 1.6 T-GDI con 177 CV, que viene asociado con la caja de cambios automática de doble embrague de 7 velocidades desarrollada por Hyundai (7DCT) y tracción a las cuatro ruedas.

 

En el verano de 2018 la gama se completará con un nuevo motor diésel de 1.6 litros, que estará disponible tanto con la caja de cambios manual de 6 velocidades como con la eficiente y directa transmisión 7DCT de Hyundai, con la tracción total como opción.

 

Por primera vez en un modelo de Hyundai, existe la posibilidad de equipar un sistema head-up display -esta solución permite proyectar la información relevante al conductor directamente en su línea de visión-. Otra novedad es el Display Audio, un dispositivo mediante el cual los pasajeros pueden reflejar el contenido de sus smartphones en una pantalla de siete pulgadas mediante los sistemas Apple CarPlay y Android Auto. Con esta función se pueden usar las posibilidades de navegación contenidas dentro del teléfono, hacer llamadas, dictar mensajes o escuchar su música favorita. En definitiva, el sistema ofrece conectividad total a los usuarios.

 

El nuevo Kona también está a la última en cuanto a ayudas a la conducción. Entre lo más destacable, cabe mencionar dispositivos como el sistema de frenado autónomo de emergencia con detección de peatones, detector de ángulo muerto, alerta de tráfico trasero, asistente de mantenimiento de carril, alerta de atención del conductor, luces estáticas en curva y luz de carretera inteligente.